@deportesavila / El alpinista abulense Carlos Soria acaba de llegar a España tras subir a la cima del pico Lenin en la cordillera del Pamir, entre Tayikistán y Kirguistán, como preparación para su enésima tentativa al Dhaulagiri que hará en septiembre, uno de los dos ochomiles que le restan de los catorce existentes en el planeta. El otro es el Sisha Pangma.

Con 80 años, Soria ha ascendido a más de 7.000 metros con una prótesis de rodilla implantada el pasado año, cuyo comportamiento “ha sido fantástico”, según el montañero, que se encuentra “mejor que nunca, estoy encantado”, calificando de “formidable” la subida realizada y su propio entrenamiento en una montaña “no muy técnica” pero que sin cuerdas puede ser peligrosa.

En esta última aventura el abulense ha ascendido a la cima sin aclimatación, a diferencia de sus dos acompañantes. Con optimismo y “en muy buenas condiciones” partirá de España hacia Nepal el 30 de agosto, para el 20 de septiembre acudir al campo base del Dhaulagiri.