El Juez Único de Apelación de la Federación Española de Baloncesto ha desestimado los recursos presentados por el F.C. Barcelona y la Federación de Baloncesto de Castilla y León, en relación con el fallo del Comité de Competición por el que se fija jugar los 3’51” que restaban en el partido de LEB Plata, Fontedoso Carrefour El Bulevar-Regal Barcelona B, cuando se anotó indebidamente una canasta de más a favor del equipo azulgrana.

Oídas todas las partes implicadas, Apelación ratifica todo lo acordado por el Comité de Competición respecto a la inicial protesta en el acta arbitral y el ulterior recurso presentado por el Óbila Club de Basket ante el error de la mesa de anotadores producido el pasado 22 de octubre en el encuentro antes mencionado.
Acerca de las alegaciones presentadas por el Regal Barcelona B, el Juez Único de Apelación señala que “no tienen ninguna consideración jurídica alguna” porque “se tratan de meras alegaciones de oportunidad, carentes de fundamento jurídico”.
Respecto a las alegaciones de la Federación de Baloncesto de Castilla y León indica que no aportan ningún elemento de prueba nuevo “con trascendencia”, “que permita contradecir los hechos”, recayendo “la responsabilidad de lo acontecido” en “los Oficiales Auxiliares de Mesa”.
El fallo del Juez Único de Apelación es susceptible de recurso ante el Comité Español de Disciplina Deportiva en el plazo de 15 días hábiles. Lo más seguro es que el Barcelona presente este recurso, cuya resolución pondrá fin a la vía administrativa, previa a la jurisdicción de los tribunales contencioso-administrativos.
El proceso aún no ha terminado y se prevé que se prolongue en el tiempo si el club catalán decide agotar todas las instancias.