@RetoCarlosSoria / Casi han pasado dos semanas desde que la Expedición BBVA liderada por Carlos Soria alcanzara el Campo Base del Annapurna situado a 4200 metros. Días en los que Carlos Soria y sus compañeros han vivido diferentes experiencias, desde comer el helado elaborado a mayor altura del mundo, hasta inspeccionar las condiciones de la montaña. Ahora toca continuar el camino para ir a por el Reto BBVA.

Tras varios días en los que la nieve y el viento han sido protagonistas en el Campo Base del Annapurna, la predicción meteorológica ha cambiado para los próximos días. Por ello Carlos Soria ha decidido aprovechar esta ventana de buen tiempo para subir hasta el Campo 2 de este ochomil mañana jueves.
El mismo Carlos Soria y su compañero, amigo, geólogo y alpinista, Sito Carcavilla, han ultimado todos los detalles necesarios para la ascensión. El material de escalada es importante, pero la alimentación también por igual. Por ello dedicaron especial atención a la organización de los menús liofilizados de Jordi Roca, de los que en esta ocasión degustarán guacamole y chips de maíz, espárragos blancos y guisantes, jarrete de cordero al vino tinto, puré de castañas y arroz con leche. ¡Todo un lujo lleno de nutrientes y proteínas para hacer que el esfuerzo sea menos duro!.
El Doctor Carlos Martínez realiza una gasometría a Nima 
Con el mismo objetivo, en el día de hoy el Doctor Martínez realizó todas las pruebas oportunas a los miembros de la Expedición BBVA, incluidos los sherpas. El doctor empleó el gasómetro EPOC de Alere Healthcare para analizar la sangre, midiendo el hematocrito, el pH, los minerales y la hemoglobina. Estos datos, junto con el peso corporal y el tanto por ciento de grasa y agua en el cuerpo obtenidos por bioimpendancia con una báscula, le permiten realizar una valoración de la hidratación, un elemento clave para aclimatar el cuerpo a la altura.
Con respecto al peso, el doctor ha realizado una valoración muy positiva del caso de Carlos Soria: «Está perdiendo menos peso que en otras expediciones. Supongo que se debe a los menús liofilizados de Jordi Roca, el buen hacer de Nathi y la altitud del Campo Base, menor que en otros ochomiles, lo que hace que disminuya el metabolismo basal«.