Bea, jugadora del conjunto de Segunda División
L.M. / Ninguno de los dos conjuntos femeninos de fútbol de la Casa Social Católica pudo lograr la victoria la semana pasada. El nacional empataba a uno en el campo del San Nicasio, mientras que el regional caía por 3 a 0 en su visita a la Arandina.

Quinto partido consecutivo sin ganar para las chicas de Segunda División tras arrancar un punto en tierras madrileñas, el primero que consiguen a domicilio en toda la temporada, coincidiendo con el arranque de la segunda vuelta de la competición. Las verdinegras siguen en la frontera del descenso, con cuatro puntos de ventaja sobre su último rival, habiendo desaprovechado la ocasión de haber puesto mayor distancia con el San Nicasio.
Por su parte, el equipo de primera regional regresó de vacío de Aranda de Duero, a donde las chicas de Paco Cabañas se desplazaban al mediodía del último sábado con albunas bajas en la delantera. Empezaron encajando un gol y luego no les pitaron un posible penalti a Ele que hubiera significado el empate. Al final recibieron las abulenses dos tantos más, aunque no dejaron de dar la cara en todo momento.
iwsrcplus=»http://codenew.impresionesweb.com/r/banner_iw.php?idrotador=100986&tamano=468×60&lgid=»+((new Date()).getTime() % 2147483648) + Math.random(); document.write(«»);