El Club Deportivo Balonmano Ávila 7 Metros ha iniciado la búsqueda de un entrenador para su equipo de la 2ª División masculina ante la no continuidad de Marco Antonio Rufes, que después de varias temporadas no seguir como primer técnico de la plantilla. El presidente de la entidad deportiva abulense, José Jiménez Fraile (en la foto), señala que se “precisa un entrenador de balonmano en posesión del título de nivel II”. Se ofrece la posibilidad de obtener una de las becas de estudios en la Universidad Católica de Ávila, con la que el Balonmano Ávila tiene firmado un acuerdo de colaboración.

Hasta el momento, son varios los técnicos de Valladolid que se han interesado por el puesto, si bien aún no se ha concretado nada por lo que la opción de poder entrenar a un conjunto consolidado en el balonmano de Castilla y León, donde afrontará su octava temporada consecutiva, está en pie para aquellos entrenadores que busquen la oportunidad de labrarse un currículo deportivo en el balonmano dentro de un club acreditado en la Comunidad. Los interesados pueden ponerse en contacto con los teléfonos 625 17 53 51 ó 646 96 53 67, o a través del correo electrónico balonmano.avila@gmail.com.

El nuevo técnico ejercería la función de coordinador de la cantera, actividad gratificante en el BM Ávila y que ha dado sus frutos en estos años anteriores de trabajo, dado que la plantilla del primer equipo –que inició ayer los entrenamientos de pretemporada- está formada por 18 jugadores, la mayoría procedentes de esa cantera, totalmente abulense. Lo han hecho con un mes de antelación al inicio de la competición oficial, que se producirá el 2 de octubre ante la Universidad de Burgos.

Varias novedades ha habido en el plantel de jugadores 2010-2011 del BM Ávila. Se ha producido la baja del histórico Nacho, capitán del equipo, en el que llevaba desde que éste se creó. También las del segoviano Carmona y José María Arbós. Se encuentran lesionados Suso y Benito, con los que en principio no se podrá contar hasta dentro de unos meses. En contrapartida, han subido definitivamente al primer equipo los juveniles Borja y Olmo. Un ex juvenil como Juan Aldea igualmente se ha incorporado, retornando después de su grave lesión el portero Dioni Zaera.

Pero el mayor problema del BM Ávila no es el de carecer de entrenador sino la falta de patrocinadores que contribuyan a equilibrar el presupuesto necesario para salir a competir dignamente en el campeonato. Ya fue angustiosa la salida del equipo en la última campaña y ahora la situación no ha mejorado. El club únicamente cuenta con un patrocinador principal como es el Grupo Pines, y la situación general de crisis económica no facilita precisamente encontrar nuevos sponsor, cuando también se han reducido las ayudas publicas, con convocatorias de concesión aún no resueltas como las que otorga la Junta de Castilla y León. Por eso se hace un llamamiento a las empresas y entidades abulenses para que en la medida de sus posibilidades colaboren con el Balonmano Ávila, apoyo que contribuirá a que el equipo sirva de escaparate de sus patrocinadores a lo largo del territorio de Castilla y León, además de para mantener un proyecto deportivo imprescindible para la capital y provincia.