Ávilared / La Pista Hípica San Segundo ha estrenado una prueba no disputada aún en España, consistente en un recorrido hípico en el que suma un tramo a la carrera y otro en coche, y donde prima el espectáculo.

El jinete disputa parte de un recorrido como otro cualquiera, luego deja el caballo para dirigirse, corriendo y saltando un obstáculo, a un coche, con el que debe hacer un trazado marcado: es el ‘jump&drive’, que animó al numeroso público que acudió a presenciar la prueba en la noche del sábado.

La fórmula ya ha sido utilizada en Europa y era novedad en España, con el recelo de los aficionados más clásicos. El jinete vitoriano Kevin González de Zárate sumó su triunfo a los cuatro cosechados antes en el concurso abulense, que ha estrenado -el viernes con una prueva de relevos- una brillante iluminación en la pista hípica, incluida en la adjudicación del nuevo alumbrado de la ciudad.

El premio para el ganador fue el uso del turismo utilizado durante medio año. El abulense Jaime Gabarrón fue el segundo y Rafael Tapias el tercero.