Jugadores del Real Ávila cadete que se desplazaron a Zamora
Viajaba el Real Ávila con la ilusión de traerse los tres puntos de tierras zamoranas, en una mañana de temperatura agradable. Pero nada más llegar y comprobar el estado del terreno de juego se vio que no iba a ser nada fácil. El césped era totalmente irregular, con lo que el control del balón, la conducción y los disparos tenían una gran dificultad.

Comenzó el Real Ávila bien asentado en el campo, intentando controlar el partido y teniendo más posesión de balón que el Coreses. Pero sería el equipo zamorano jugando a la contra el que dispondría de las primeras ocasiones claras de gol, en el minuto 10, Cristian salvaría el gol con la pierna en un mano a mano con Ray. En el minuto 15 gran disparo de César desde fuera del área y de nuevo Cristian realiza una gran parada enviando a córner.

La reacción de los abulenses no se hizo esperar y un minuto después será Fer el que se plantará solo ante Miguel pero su vaselina se iría alta. A continuación en el 17 sería Ángel Pedro el que cruzaría en exceso. En el minuto 18 llegaría el 1-0, el balón llega a Mayoral, en la frontal del área, que se saca un disparo ante el que Miguel no puede hacer nada.

El Real Ávila controlaba bien el partido y llegaba con peligro al área de los zamoranos que bastante hacían con defenderse y lanzar alguna contra. Fruto del mayor dominio en el minuto 32 Ángel Pedro remata desde el borde del área, el balón pega en un defensa y el rechace favorece a Fer que de tiro cruzado por bajo pone el 2-0 en el marcador.

En el minuto 37 Fer pasa a Mayoral, escorado a la derecha, su disparo es rechazado con la mano por Miguel, que había aguantado bien el mano a mano.

En el minuto 39 tendrá lugar la jugada que marcará el desarrollo posterior del partido. Se produce una falta en la banda, en la que un jugador abulense llega tarde, los zamoranos entienden que es merecedora de tarjeta amarilla, el árbitro no la saca y los ánimos se encrespan. El entrenador del Coreses insulta al colegiado y se produce su expulsión lo que hace que la situación empeore.

A partir de este momento los insultos son continuos y la presión aumenta. Así acabaría el primer tiempo, donde se había visto un partido bien controlado por parte del Ávila, que se había mostrado muy superior, a pesar de lo difícil que era jugar el balón debido a las condiciones del campo y donde el arbitraje no había sido malo, sin perjudicar a ninguno de los dos equipos, entre otras cosas porque tampoco había habido mucho que señalar.

Lamentable la imagen del entrenador insultando al árbitro y perdiendo los nervios de forma incomprensible, lo cual sin duda influyó en la posterior actuación de sus jugadores en la segunda parte.

Comenzó la segunda parte sin cambios y con gran aumento de la presión sobre el colegiado que si ya había sido insultado al abandonar el campo al término de la primera mitad e incluso en los vestuarios, todavía fue recibido peor al comienzo de ésta.

Mal segundo tiempo del Real Ávila
El equipo abulense salió más descentrado y así en el minuto 42 Carlos aprovechándose de un rechace tras un disparo al larguero conseguirían poner el 1-2 en el marcador. A partir de este momento, ellos comenzaron a apretar más, protestando todas las jugadas y metiendo más presión al árbitro.

Se había perdido el control del partido que se volvió más físico, el balón quemaba en los pies y los despejes eran continuos, ellos sólo jugaban con balones largos, y las ocasiones iban llegando de su lado. En el minuto 49 Cristian tiene que realizar otra gran parada.

En el minuto 52 llegaría la mejor ocasión del Ávila para haber resuelto el partido, pase de Emil a Mayoral que recorta y se planta sólo ante Miguel pero su disparo forzado lo saca éste con el pie, el posterior rechace llega a Ángel Pedro que con todo a favor para marcar envía alto.

El partido entró en una dinámica donde cualquiera de los dos equipos podía marcar pero ellos gozaban de más y mejores ocasiones. Sería en el minuto 78 cuando el balón le llega a Berodas que de disparo cruzado bate a Cristian, poniendo el 2-2 en el marcador. Con este resultado acabaría el partido.

En resumen buen primer tiempo de los abulenses, en el que dominaron el partido y se mostraron muy superiores y mala segunda parte, donde no fueron capaces de controlar el partido, claramente influenciados por el ambiente hostil, consiguiendo el Coreses hacer su partido, con continuas protestas e insultos al árbitro del público y algunos jugadores dando una penosa imagen y una muestra de lo que no debe de ser un partido de fútbol y menos en estas categorías.

La presencia de la Guardia Civil a requerimiento del árbitro hizo que las cosas no fueran a más.

Jugaron:

Por el Real Ávila: Cristian, Javito, Manu, Miki, Jose Antonio, Borja (Gustavo, m. 67), Núñez, Ángel Pedro, Emil (Tuto, m. 57), Fer y Mayoral.

Por el CD EF Coreses: Miguel, Keko, Dani (Javi, m. 54), Carlos, Julian, Cristian, César, Sergio, Berodas, Reviriego y Ray.