Juana Jiménez / Aunque al descanso sólo ganaba por 2 a 1, el Hoyo de Pinares superó por 6-2 a la Casa Social y se mantiene liderando con cinco puntos de ventaja la clasificación de la Primera División Regional de Aficionados. Los goles hoyancos fueron obra de Juan (2), Iván (2), Kike y Petrilla.

Cómodamente resolvió su compromiso el Burgohondo ganando por 1-4 en Navatalgordo, con tantos de Toni, Maroto, Juanjo y Hugo y después que al descanso el resultado no pasara del 1 a 2 para los burgohondeños. Su máximo rival por el segundo puesto, Sporting Lanzahíta, veía como el árbitro suspendía el encuentro al descanso que jugaban contra El Barraco por considerarse ausente de protección al no hallarse en el campo la fuerza pública de la Guardia Civil. En el momento de la suspensión el resultado era de 1-0 para los lanzahíteños.
Trabajo le costó sacar adelante el partido al Sotillo, que recibía en cuadro al Valle del Zapatero (2-0). Tras una primera parte sin goles, en la segunda mitad los sotillanos anotaron dos tantos por medio de Geto y Elvis, que hicieron que los tres puntos se quedasen en casa.
El que no pierde comba desde hace muchas jornadas es el Deportivo Arenal, que lograba la victoria por 1-3 en el campo del Deportivo Mijares, que se adelantaba en el marcador pero que puedo después daba la vuelta al resultado en contra con goles de Iván y Dani. El primero de ellos sentenciaría el resultado en la segunda mitad (ver crónica del encuentro).
El Tiemblo continúa por sexta semana consecutiva invicto, dado que esta jornada arrancaba un triunfo por 0-3 del campo de El Barco. Y la cuarta victoria seguida la sacó el Guisando Entregredos en su visita a Mombeltrán mediante un solitario gol en la segunda mitad fruto del saque de una falta. Las ocasiones que tuvieron los villanos fueron bien resueltas por el meta guisandero, en un mal partido donde el árbitro expulsó a un jugador por bando.
La goleada de la jornada la obtenía el Atlético Candeleda en su feudo a costa del colista Casillas (6-1). Cuatro de los tantos locales fueron obra de Javi Murru, mientras que los dos restantes los anotaron Chamo y Fefre.
En la parte baja de la clasificación, el Pedro Bernardo y el Piedralaves empataban a tres después que los cuchareros tuvieran una amplia ventaja al descanso de 3 a 0 con dos goles de Raúl y uno de Turula. La remontada piedralaveña vino en la segunda parte, siendo expulsados dos jugadores locales.