El entrenador del Carrefour El Bulevar considera que cualquiera de sus jugadores puede ser determinante en la final de Copa, siendo su principal baza “la gran labor de conjunto” 

@deportesavila / El principal artífice del éxito deportivo que está obteniendo el equipo de LEB Plata del Óbila Club de Basket es su entrenador David Mangas, que afronta su tercera temporada como primer responsable del banquillo verderón. Ante la inminente final de Copa LEB Plata, el partido más importante en la historia del club, ha realizado unas declaraciones a la web de la Federación Española de Baloncesto.

Mangas justifica que su equipo ha hecho méritos suficientes para jugar la final “por la gran labor de conjunto que hemos hecho a pesar de las numerosas bajas sufridas. Entre nuestros jugadores ninguno destaca sobre el resto en las estadísticas de equipo y en los rankings generales es difícil encontrar a alguno de nuestros hombres en las primeras posiciones, lo que habla muy bien de la fortaleza de un grupo en el que siempre hay un jugador dispuesto a asumir el protagonismo cuando otros no están tan acertados. A eso hay que unirle nuestra fortaleza en el Carlos Sastre durante una primera vuelta en la que hemos mostrado un gran trabajo defensivo. Esto nos ha permitido optar al triunfo en aquellos partidos resueltos en finales igualados en los que hemos tenido el temple necesario para poder hacernos con las victorias necesarias para poder llegar hasta aquí”. 
Personalidad ante los ambientes hostiles
El técnico abulense considera que el primer partido liguero, con victoria en Zornotza, dio a los jugadores “la confianza necesaria para poder adquirir una buena dinámica. A partir de ahí comenzamos a crecer hasta alcanzar nuestro momento más importante el día que ganamos en Granada ante un experimentado equipo acompañado en las gradas por 2.800 espectadores. En ese partido nos dimos cuenta que pese a nuestra juventud e inexperiencia podíamos sacar una gran personalidad para sobreponernos como equipo tanto a la adversidad como a los ambientes hostiles pudiendo ganar en cualquier pista”.
Las lesiones han sido el punto negro de la primera vuelta para Carrefour El Bulevar. Ausencias que han llevado a que varios jugadores se perdieran partidos como es el caso de Álvaro Lobo, Carlos Toledo, Ignas Ramasauskas y Carlos Toledo. “Esto se notó especialmente en el último partido de la primera vuelta ante Araberri donde me dolió el no haber podido mantener la imagen que habíamos dado durante toda la primera vuelta fruto de las numerosas bajas que nos llevaron a afrontar el partido en cuadro para terminar bajando los brazos mucho antes de lo previsto. Aunque ese día conseguimos la organización copera nos fuimos dolidos por no haber podido ofrecer ni siquiera un 10% de nuestro potencial”, comenta David Mangas.
A explotar el rebote ante Marín
Para el entrenador del Carrefour El Bulevar, la principal baza de su equipo en la final de la Copa será “el conjunto en el que hay varios jugadores que pueden ser determinantes para la final. Somos un grupo imprevisible en el que tanto los titulares como los hombres que salen desde el banquillo son capaces de aportar lo que nos invita a pensar que quizá en este partido podamos romper el scouting rival sorprendiendo con cualquier jugador. A partir de ahí deberemos explotar nuestro trabajo en el rebote, un arma que nos ha ayudado a ganar partidos durante todo el año y que no debe faltar ante un equipo tan peligroso como Marín”.
El peligro vendrá en los triples y en Pantín
Del rival a Mangas le preocupa “su capacidad anotadora con mención especial a la línea de tres puntos donde hay varios jugadores por encima del 38% de acierto. Tal y como vimos en el partido de la semana pasada en Marín, si tienen el día por fuera te pueden llegar a destrozar… Aunque esto no quiere decir que debamos olvidarnos de la pintura donde cuentan con un jugador como Antonio Pantín con mucha experiencia en la Liga y que sabe muy bien a lo que juega. Es un hombre muy respetado en la LEB Plata y uno de esos hombres capaces de marcar diferencias”.
Los pros y los contras de jugar en casa
El hecho de jugar en casa “puede ser una ventaja pero también puede volverse en tu contra. A cualquier entrenador que le ofrezcas la posibilidad de jugar una final en su pabellón te lo firmaría de antemano pero eso te genera un plus más de responsabilidad a la hora de intentar agradar a tu público. Sabemos que esta es una oportunidad única tanto para el club como para la ciudad pero este sentimiento estará también en el rival ya que Marín buscará idéntico objetivo ante un público que se volcará con el equipo local”.
Partido igualado y con pocos puntos
La inexperiencia de uno y otro equipo en este tipo de partidos puede afectar al tono anímico. Independientemente de esto, las finales suelen ser partidos a pocos puntos en los que la capacidad de acierto se reduce debido a la tensión que sufren los jugadores lo que provocará un partido muy igualado que se decidirá por esos detalles habituales que suelen caracterizar la conquista de un título a partido único”, advierte el técnico verderón.
Oportunidad única
Mangas hace un llamamiento a la ‘marea verde’ para “que estén con nosotros porque la afición de Ávila sabe que esta es una oportunidad única por la que llevamos mucho tiempo luchando. Durante años hemos trabajado para poder traer a la ciudad este tipo de partidos así que debemos remar todos juntos para tratar de llevar al éxito al equipo que semana tras semana representa a Ávila con orgullo por toda la geografía nacional”.