El Huracán Z aprovecha mejor sus escasas ocasiones para derrotar a un Real Ávila que apenas inquietó a Manu pero que pudo empatar en el tiempo añadido

El Huracán Z suma y sigue. Ayer logró una nueva victoria (1-0) ante el Real Ávila, en un partido espeso, con pocas ocasiones y en el que el conjunto trepalense supo aprovechar mejor sus escasas ocasiones de gol para sentenciar y encontrar la luz en forma de tres puntos al final del túnel. El partido tuvo tres fases completamente diferenciadas: la primera, a lo largo de los 45 minutos iniciales de gran igualdad y con dominio de las defensas sobre los ataques; la segunda, que duró los ocho primeros minutos de la segunda parte y en la que el Real Ávila había tomado el mando del encuentro; y la tercera, a partir del gol trepalense en la que los huracanistas se fueron arriba, los abulenses empezaron a diluirse como un terrón de azúcar en un vaso de agua, a pesar de su arreón en los minutos finales del encuentro. Sin embargo, el Huracán Z pudo adelantarse en el marcador en los últimos segundos de la primera parte, pero Dani, con todo a su favor, remató de forma incomprensible plácidamente a las manos del cancerbero visitante Nica. (Leer más…) (Reseña de La Crónica de León) (Crónica de Área 11)