Álvaro Muñoz

2ª parte de la entrevista hecha por Intrepi2.0 al jugador abulense de la Bundesliga 2

Intrépi2.0 / Continuamos con la segunda parte de la entrevista al abulense Álvaro Muñoz del Castillo, libero del TUB Bocholt de la Bundesliga 2 de Alemania. En esta segunda parte, Álvaro nos cuenta cómo es su vida en Bocholt, la ciudad en la que vive actualmente, la cual está muy cercana a Holanda. Y si aún no has leído la primera parte, te recomendamos que lo hagas, seguro que no te decepciona.

Pasemos a tu vida en “tierras extrañas”… Sabemos que semanalmente publicas un pequeño artículo en el blog Deporte y Talento donde cuentas un poco como te va todo por allí, tus idas y venidas, experiencias del día a día, etc. ¿Podrías contarnos alguna anécdota o algo curioso que te haya sucedido en el tiempo que llevas allí?
Realmente cada día me pasan cosas curiosas, yo digo que cada minuto es una aventura. El primer día que fui al gimnasio me vió una señora dominicana y me dijo: “¿Tu eres de España, no?”. Ahora es amiga mía y me ha ayudado bastante aquí. Otra cosa curiosa es que en la sauna del gimnasio se meten hombres y mujeres juntos. En los partidos también me han pasado cosas curiosas, como que pronuncian mi apellido de forma rara. La verdad que en el blog de Deporte y Talento podéis leer cada semana mis aventuras y anécdotas, aprovecho para darles las gracias por brindarme esta oportunidad de transmitir mi historia.
Háblanos un poco de Bocholt, la ciudad donde vives, ¿hay alguna costumbre curiosa o algo que te haya llamado especialmente la atención?
Bocholt es una ciudad pequeña, casi como Ávila, y tiene 70.000 habitantes. La mayoría de las casas son unifamiliares y hay muchas casas-granjas a las afueras. Yo vivo en unas de ellas. Además, son bastantes católicos por aquí y celebran mucho las fiestas religiosas.
¿Se parece Bocholt a Ávila, tu ciudad de nacimiento, o hay muchas diferencias?
Se parecen en que ambas son pequeñas, lo único que aquí no hay ninguna cuesta como en Ávila, jeje.
¿Cómo es la gente de por allí?
Pues la verdad que la gente con la que trato normalmente, como son la gente del gimnasio, son muy amables conmigo y me suelen preguntar por mis partidos, entrenamientos… Sin embargo la gente del equipo son bastante independientes.
Sabemos que en Bocholt te mueves mucho en bicicleta, ¿es habitual por allí que la gente utilice la bici como medio de transporte?
Es impresionante, todo el mundo va en bicicleta. Puedes ver a la gente mayor con la bicicleta, a una señora con tacones, a un niño… esto me gusta mucho. Entre mis entrenos y la bicicleta terminaba bastante cansado pero mis piernas ya se han acostumbrado.
Cuéntanos un poco cómo es la casa donde vives…
La casa es impresionante. Cuando me dijeron que iba a vivir en una Villa me preguntaba cómo sería y al verla me quedé gratamente sorprendido. La casa tiene tres pisos y yo vivo en una habitación del ático. Tiene un jardín con huerto, árboles, zona para gallinas, ovejas y cerdos.
¿Cómo es el día a día con una familia alemana?
Suelen madrugar bastante y por lo tanto se duermen bastante pronto. El señor normalmente trabaja en horario de mañana, vuelve sobre las cuatro y la señora es enfermera y tiene diferentes turnos. Su desayuno es fuerte y la comida también y comen entre las 2 y las 6 de la tarde, dependiendo de si tienen trabajo o no. Realmente eso no me gusta mucho de su estilo de vida ya que yo soy de tener unos horarios.
¿Qué es lo que peor llevas de estar tan lejos de tu ciudad y tu gente?
Echo mucho de menos a mi gene, mi familia y mis amigos. La gente que me conoce sabe que soy una persona muy familiar. Aquí estoy muy bien pero hay momentos en los que necesitas el apoyo de tu gente, aunque por suerte tengo mucha gente que me apoya en la distancia y los siento muy cerca cada día. Gracias a las nuevas tecnologías estamos en continuo contacto. También echo de menos algunas comidas de España; hace mucho que no como unas lentejas, un cocido… pero bueno, en Navidades estaré unos días por allí y podré comerlo. Y también cosas como salir con mis amigos, charlas con mi gente, ir al cine… algo que también haré cuando vaya.
¿Qué es lo que más te está gustando de toda esta experiencia única?
Me está gustando mi forma de reaccionar ante cada desafío, como bien he dicho, aquí nada es fácil, pero cada día soy más fuerte y además de estar mejorando mucho como jugador de voleibol también lo estoy haciendo como persona.
¿Esperabas que fuera así o te lo imaginabas de otra manera?
Hay cosas que sí las imaginaba, sabía que iba a ser duro, porque se han producido numerosos cambios de repente, ha sido un salto muy grande. Por otro lado hay cosas que no imaginaba, pero como bien digo, de desafíos estamos hechos los guerreros.
¿Estarías dispuesto a irte a cualquier otro país si te surgiera una oportunidad similar en el futuro?
Ahora es pronto para hablar de la próxima temporada, mi objetivo es seguir mejorando y dar lo mejor esta temporada. Pero no me importaría jugar en otro país, Francia por ejemplo me encantaría y allí ya conocería el idioma, que me encanta.
Los que tenemos la suerte de tenerte como amigo y te conocemos sabemos que eres un luchador nato, alguien que no se rinde, que lucha por lo que quiere y siempre muy optimista… ¿Crees que estas cualidades son imprescindibles a la hora de conseguir las metas personales de cada uno?
Pienso que hay que luchar por tus objetivos, si no perteneces a los de los demás, y lo de optimista lo soy al 100%. A veces podrán tratarme de iluso, pero incluso en las situaciones más complicadas, que también las tengo, trato siempre de tirar hacia delante. El buen trabajo da sus frutos, hay una frase que dice: “Bendito trabajo duro, que cumples lo que prometes”.
Un consejo para aquellos que están luchando por conseguir sus sueños…
Trabaja cada día para conseguirlo, siempre paso a paso, y nunca tires la toalla porque no sabes cuando va a surgir la oportunidad. Nadie te va a regalar nada, pero tu trabajo si te dará lo que persigues.
En tu cuenta de Twitter habitualmente subes muchas fotos, pero no sólo relacionadas con el deporte, sino también de algunos lugares de allí y también de algún que otro plato cocinado por ti… ¿Qué tal se te da la cocina?
La cocina se me da bastante bien, aquí estoy mejorando y experimentando mucho. Me gusta cocinar y me relaja.
¿Qué es lo que más te gusta cocinar? ¿Cocinas para ti solo o también para el resto de personas que viven contigo?
Pues me gusta cocinar tanto comida salada como dulces, aquí estoy cocinando muchas tortillas de patata, a los alemanes les encanta como la hago. Suelo cocinar para mí y para la familia, les gusta bastante cómo cocino y mi estilo de comida, aunque ellos también cocinan algunas veces para mí. Me gustaría despedirme mandando un abrazo muy fuerte a toda mi gente y darles las GRACIAS por el apoyo que siempre me llega. Gracias también a Intrépi2.0 por acordaros de mí. ¡ADELANTE GUERREROS!
Gracias a ti también Álvaro, por dedicarnos este rato y respondernos tan amablemente. Mucha suerte y sobre todo ÁNIMO!!!
Álvaro Muñoz, un claro ejemplo de superación.
iwsrcplus=»http://codenew.impresionesweb.com/r/banner_iw.php?idrotador=100986&tamano=468×60&lgid=»+((new Date()).getTime() % 2147483648) + Math.random(); document.write(«»);
Artículo anteriorAUTOMOVILISMO – Alberto San Segundo compite con un Evo X en el IV Rallye RACE Comunidad de Madrid
Artículo siguienteCICLISMO – I Marcha MTB “El ciclismo contra la violencia de género” en Arenas de San Pedro