@deportesavila / La suerte le fue esquiva para el piloto abulense Víctor Rodríguez Núñez (Team Kate Racing) en la última carrera del Campeonato del Mundo FIM Supersport 300, celebrada en Estoril (Portugal). No podía terminarla debido a una caída.

Había salido en la posición vigésimo tercera y en tan solo tres vueltas al circuito fue capaz de remontar quince puestos hasta colocar su Yamaha novena. Pero un piloto se le cruzó por delante y cayó al suelo teniendo que retirarse, concluyendo decimonoveno en la clasificación general definitiva del campeonato con 20 puntos.

Termina así para el de Piedralaves una atípica y accidentada temporada, donde la pandemia de la Covid-19 y una descalificación de su entonces escudería 2R Racing le obligaba a retrasar su debut en el mundial hasta finales del mes de agosto. Ocurría en Motorland Aragón, circuito donde en septiembre obtenía su primer triunfo después de realizar una gran remontada. Sería privado de la victoria al ser descalificado su equipo por una irregularidad en el propulsor de la moto.

Víctor Rodríguez cambiaba la escudería italiana 2R Racing por la italiana Ten Kate Racing con la que se estrenaba con un séptimo puesto en el circuito de Barcelona. Después en el francés Magny Cours no podía competir por una caída al principio de la primera carrera, acabando con un quinto puesto en Estoril.