@deportesavila / Tras cambiar de equipo dejando el italiano 2R Racing, el piloto abulense Víctor Rodríguez debutaba con el holandés Ten Kate Racing en el circuito de Barcelona dentro del Round Acerbis Catalunya del campeonato del mundo de Supersport300. Lo hacía con un satisfactorio séptimo puesto en la primera carrera y un decimonoveno en la segunda.

Víctor debía adaptarse a su nueva montura, una moto Yamaha YZF-R3. En la primera sesión libre el de Piedralaves obtenía un discreto vigésimo cuarto tiempo entre 28 participantes. Con la lluvia como molesto testigo, por la tarde en la segunda sesión libre mejoraba su situación hasta el decimocuarto lugar, descendiendo hasta el decimoséptimo en la tercera sesión. Subía hasta la cuarta plaza en la carrera de la segunda oportunidad.

Partía del trigésimo puesto en la parrilla de salida de la primera carrera. Realizó una gran remontada hasta finalizar séptimo, con victoria de la Kawasaki Ninja 400 del británico Tom Booth-Amos. “Estamos muy contentos con la adaptación a la moto nueva. Seguiremos dando pasitos hacia delante”, declaraba el piloto abulense.

La segunda carrera no resultó tan buena para Víctor Rodríguez. Después de ir por delante durante el principio, le costó llegar al grupo y cuando lo hizo, los neumáticos de su moto no respondieron como debían, mandándole al puesto decimonoveno, con triunfo del japonés Yuta Okaya sobre una Kawasaki Ninja 400, en una carrera que tuvo numerosas caídas.