@deportesavila / Sendas caídas en las dos carreras del Campeonato del Mundo FIM Supersport en MotorLand Aragón marcaron negativamente el estreno de Víctor Rodríguez (2R Racing) en 2022 como wild car, pese a que en los entrenamientos libres comenzase “contento” con un decimoquinto puesto, fruto de la decimoséptima y la decimotercera posiciones obtenidas, bajando a la vigésima en la superpole.

En la primera carrera, el piloto de Piedralaves quedaba eliminado apenas completado el primer giro “al ser apisonado por otro piloto, al atropellarme su rueda me ha metido debajo de mi moto”. Se mostraba “bastante enfadado, después de haber adelantado diez posiciones en vuelta y media”.

Tuvo que visitar el centro médico del circuito aragonés, donde no le apreciaron daños, por lo que pudo salir en la segunda y accidentada carrera, donde sufría una caída sin consecuencias en los compases finales, a falta de una vuelta para terminar cuando estaba luchando por meterse entre los diez primeros, resultando “muy frustrado” por el incidente.