@deportesavila / A raíz del requerimiento formulado a los clubes por parte de la Federación de Castilla y León de Fútbol para que confirmasen la participación de los equipos antes del 15 de enero, con el fin de comenzar durante el mes de febrero las competiciones que aún no lo han hecho, son varios los equipos abulenses que han manifestado su intención de no inscribirse esta temporada en la Primera División Provincial de Aficionados.

Así, el Guisando ha comunicado que “tras los recientes acontecimientos que se vienen sucediendo en nuestro entorno referente al Covid-19 y con la incertidumbre de no saber cuando mejorará la situación sanitaria, esta junta directiva después de analizarlo detenidamente, hemos llegado a la conclusión de que no se va a formalizar inscripción alguna y, por lo tanto, nos quedamos fuera de la competición ya que creemos que es mucho más importante la salud de nuestros jugadores y de la afición en general y sólo con la colaboración de [email protected] podremos mantener la situación controlada”.

En el mismo sentido se ha expresado el Navatalgordo para no inscribirse en la liga de este año, considerando que “debido a la situación actual y a que las condiciones no son las más ideales para poder disfrutar del fútbol. No concebimos nuestro deporte sin la cervecita de después”.

Igualmente, el Deportivo Mijaresha decidido no participar esta temporada” por la situación sanitaria actual, deseando que la próxima temporada todos puedan estar disponibles para competir con total normalidad. Deseo compartido por el Pedro Bernardo y El Tiemblo, otros de los equipos que no participarán en la provincial de aficionados.

Asimismo, el Piedralaves ha tomado la decisión de no participar “sin tener unos protocolos claros y sin poder garantizar la seguridad de todos los jugadores, cuerpo técnico y sobretodo famliares, amigos y en definitiva nuestro pueblo”. Entiende que “la salud es lo primero y no vemos razonable que vuelva el fútbol en esta situación”.

Por su parte, el Deportivo Arenal tampoco saldrá esta temporada porque entienden “que no se dan las condiciones sanitarias idóneas y necesarias para un desarrollo normal de la competición”. “Creemos que la situación en que se encuentra actualmente la pandemia Covid-19 es aún peor que cuando se suspendió el campeonato la temporada pasada”, añade, indicando que “es un riesgo demasiado grande, así como innecesario tanto para los jugadores, el cuerpo técnico, la junta directiva y la afición”. Espera “que la próxima temporada pueda desarrollarse sin sorpresas«.

Recordamos que la Zona Norte, Casa Social y Arévalo C.F., ya habían manifestado su intención de no competir en esta campaña poniendo a la salud por delante, ante la situación sanitaria existente