Salida en la prueba de natación (Foto: MMH)

Alba Palacio / El pasado domingo se disputó el II Triatlón-Cross del Aravalle, que se había tenido que suspender en la fecha prevista para su celebración durante el mes de agosto debido a un grave incendio forestal ocurrido el día 18 de ese mes. El vencedor absoluto fue Carlos Regacho Notario, que empleó un tiempo de 1:43:23.

El embalse de Santa Lucía reunió a 44 participantes, la mitad de los inicialmente inscritos, ya que el resto no se presentaron al triatlón. La carrera se desarrolló en tres segmentos: 750 metros de natación, 20 kilómetros de ciclismo y 5 kilómetros a pie, con meta en la localidad de La Zarza.
El ganador realizó la distancia a nado en 11:08, la prueba de bicicleta en 1:07:33 y la carrera pedestre en 1:43:23. El segundo clasificado resultó ser Rubén Peñuela Salmerón que llegó a 6:23 de Regacho, con parciales de 13:38, 1:06:28 y 25:39. El podio lo completó Álvaro Benavente Para, a 7:07 del vencedor, siendo sus tiempos por segmentos de 12:10, 1:12:05 y 25:40.
La primera y única fémina en entrar a meta fue Nuria Gutiérrez Valdesueiro con un crono de 2:39:46, y tiempos parciales de 18:35, 1.37:17 y 43:54.
Por su parte, en la categoría de ‘cucharero’ dos fueron los clasificados, Roberto Muñoz Estrella en primer lugar, parando el reloj en 2:13:27, y Víctor Alonso Díaz en segundo, con 2:28:53.
Finalmente, sólo tomó parte un equipo, el de La Carrera, que invirtió un tiempo de 2:06:13. Sus integrantes como el resto de participantes recuperaron fuerzas con paella, pasta y barbacoa.