@deportesavila / El corredor abulense del Pizzería Española-Feller-Pago Clayret, David Martín, ha terminado en tercera posición en el LXVII Gran Premio San Lorenzo de Huesca. Una caída en la última vuelta le privó del segundo puesto, por detrás del vencedor, Sebastián Mora (GSport Wolfbike).

Muy activo durante toda la carrera y presente en los cortes, David Martín rodó las cinco últimas vueltas en persecución del ganador Mora.

La igualdad ha caracterizado gran parte de la prueba a pesar de que el vencedor ya se ha escapado en la octava vuelta y ningún otro participante ha sido capaz de impedir la fuga del corredor del equipo valenciano que ha rodado 65 kilómetros en solitario, manteniendo una diferencia de más de un minuto, aunque al final el pelotón ha reducido algo la desventaja.

Desde la primera vuelta, Adrián García y David Martín anunciaron al pelotón del GP San Lorenzo en Huesca de que iban a ser protagonistas. Se filtraron en varias escapadas y llegaron a disputar los sprints bonificados. No fue sencillo para ellos controlar los momentos en que otros equipos organizaban cortes, pero supieron resolver las fugas peligrosas.

Aproximadamente en el ecuador de la carrera, David y Adrián formaban un grupo de 15 corredores. Perseguían a la cabeza de carrera, donde Sebastián Mora mantenía un minuto de ventaja. Paralelamente, Juan Gutiérrez sufría una caída que le dejaba fuera de carrera. A falta de cinco vueltas, David conseguía marcharse por delante y formar un dueto perseguidor.

En la última vuelta, cuando la ventaja se redujo a 25 segundos, tomó una curva demasiado rápido y sufrió una caída. Tras levantarse rápidamente, pudo concluir en una meritoria tercera posición después de recorrer 85 kilómetros, a 33 segundos de Sebastián Mora, que empleaba 1 horas, 58 minutos y 30 segundos, y a 6 segundos de Félix Molina (Cyclón Zaragoza), segundo en la meta.

La carrera, celebrada en un circuito urbano de 2.400 metros al que han tenido que dar 35 vueltas los más de cien corredores que han participado, ha tenido un recorrido exigente y solo han podido concluirla la mitad de los ciclistas debido a la alta velocidad que se ha disputado, con un promedio de 42,530 kilómetros a la hora.