Piden una profunda regeneración federativa donde se premien los méritos de los deportistas por encima de otros intereses

Manuel Antón, presidente de la Federación de Tenis de Castilla y León
@deportesavila / La Entidad de Promoción y Recreación Deportiva Unidos por el Tenis que dirige Miguel Muñoz Asenjo, ex presidente de la Real Federación Española de Tenis, ha emitido un comunicado por el que “ante los últimos y graves acontecimientos vividos en el tenis de Castilla y León con amplia repercusión mediática en los medios de comunicación” se hacen “eco de las voces que piden una profunda regeneración federativa” para que la Federación de Tenis de Castilla y León (FTCYL) “se convierta en un ente al servicio de los clubes y el tenis de base que permita desarrollar a todo el colectivo federado su trabajo con las debidas garantías democráticas, donde se premien y estimulen los méritos deportivos de los deportistas por encima de los apoyos interesados al presidente de turno”.

Unidos por el Tenis denuncia que el Centro de Tecnificación de Covaresa, creado y financiado por entidades públicas para promocionar el tenis es “usado por la Federación preferentemente para hacer caja”.  Y eso que la Junta de Castilla y León destina 14.000 euros a dicho Centro, además de otra ayuda de 24.750 euros, siendo las instalaciones propiedad del Ayuntamiento de Valladolid, cedidas gratuitamente a la FTCYL.
Sin mencionar su nombre –todo parece indicar que se refiere a la tenista abulense Paula Arias–, el comunicado de Muñoz Asenjo califica de “esperpéntico” e “inaceptable”  la “cancelación de entrenamientos a una deportistas de proyección internacional” por parte de la FTCYL, reduciendo a seis horas semanales su entrenamiento en el Centro de Tecnificación de Covaresa, horas que son “impartidas por un técnico de la Federación que dicho de paso ya está en nómina, es decir que a final de mes tiene que cobrar su salario de todas formas”. 
Se afirma por parte de Unidos por el Tenis que la excusa expuesta por la FTCYL de no haber cobrado las ayudas prometidas por la Real Federación Española de Tenis de 14.000 euros al tenis juvenil en los años 2012 y 2013, no es válida porque esas ayudas son “simples promesas no documentadas”.
A fecha de hoy, hay Clubes y deportistas que no han cobrado las ayudas asignadas por los resultados obtenidos en los Campeonatos de España en 2013”, denuncian, indicando que en 2014 se han suprimido “los llamados controles de tecnificación, donde desde hace varios años se repartían unas pequeñas cantidades entre los participantes que les ayudaban en su formación”.
Preguntas sin respuesta
El extenso comunicado de Unidos por el Tenis formula una decena de preguntas que considera no tienen respuesta. Entre las cuestiones planteadas se refieren a desconocer cómo prioriza el gasto la Federación, cuyo último presupuesto conocido –que era de 2012–, por importe total de 523.502 euros, para que “no haya fondos para ni tan siquiera seis horas de entrenamiento a una de las mejores promesas del tenis español”.
También se pregunta por qué en las últimas elecciones “han existido tantas turbulencias en la gesión de la FTCYL dando lugar a la dimisión de dos delegados provinciales, un delegado territorial, la destitución de otros dos delegados provinciales más; y por si esto fuera poco la dimisión de un vicepresidente”, además “de la marcha de un gran profesional responsable de comunicación en la FTCYL”.
La última asamblea federativa, “que fue realmente turbulenta”, es igualmente objeto de interrogación, preguntándose porqué después de un año los asambleistas aún no tienen el acta de una asamblea en la que los presupuestos se presentaron “equilibrados” y sin embargo “ahora no hay recursos ni para entrenar a una deportista de primer nivel seis horas a la semana”. 
Unidos por el Tenis no entiende que si se cuentan con “cuantiosos recursos” como unas instalaciones gratuitas, ayudas de la Junta de Castilla y León y los ingresos de más de 3.000 licencias y más de 60 clubes federados, “todas las mejores promesas del tenis de Castilla y León tienen que salir de la Comunidad para desarrollar con garantías sus carreras deportivas alejándose de sus hogares, familias y amigos siendo apenas unos niños y sometiendo a sus familias a un gasto muy importante”. 
Elecciones turbulentas
La misiva firmada por Muñoz Asenjo pone de manifiesto que las últimas elecciones a FTCYL han sido “unas de las más turbulentas del deporte español”, donde los tribunales de justicia de Valladolid “han ordenado al Tribuna del Deporte que entre a conocer sobre las supuestas irregularidades acontecidas en la distribución de asambleístas”, ya que dicho Tribunal en su día no entró a conocer a fondo esta cuestión.
Sin Becas Relevo ni Premios Podium
Las dos mejores promesas del tenis de Castilla y León, una de ellas Paula Arias, sin han quedado sin las Becas Relevo que concede la Junta de Castilla y León, entre 2.000 y 4.000 euros, debido a que la FTCYL las ha presentado fuera de plazo, según se recoge en la resolución publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León de 21 de febrero de este año. El mismo motivo por el que los tenistas no han podido optar a los Premios Podium.
Como conclusión, Unidos por el Tenis afirma que “solamente existe una salida coherente para la regeneración del tenis de Castilla y León, que no es otra que la dimisión del actual presidente de la FTCYL”.
iwsrcplus=»http://codenew.impresionesweb.com/r/banner_iw.php?idrotador=100986&tamano=468×60&lgid=»+((new Date()).getTime() % 2147483648) + Math.random(); document.write(«»);