El veterano tenista competirá con un club de Palma de Mallorca

Jesús Cenalmor
@deportesavila / Después de casi 36 años con licencia abulense, concretamente desde el 9 de marzo de 1980, el tenista Jesús Cenalmor jugará a partir de 2016 con el Club de Tenis Peguera de Palma de Mallorca, dejando de tener licencia federativa por Ávila y por Castilla y León, tanto él como sus dos hijos. Reforzará al equipo de veteranos del club balear para disputar el Campeonato de España por Equipos.

Tenía muchas ofertas de clubes de tenis de toda España, donde el tenis/deporte es como una religión. Espero poder competir y que la salud acompañe unos diez años más”, comenta el tenista, que seguirá participando en torneos regionales y de Ávila, aunque “sin representar a esta ciudad y región”, y en los mejores torneos de veteranos que se disputan en España. “Alguien me dijo: tú morirás en una pista de tenis… y así espero que sea porque significará que… ¡aún puedo mantenerme de pie!”.
Cenalmor empuñó con 26 años su primera raqueta tras llevar 19 temporadas federado al balonmano en Madrid. Una lesión le impedía seguir compitiendo en este deporte y entonces se le metió en el cuerpo “el diablo del tenis”. Durante tres años estuvo entrenando en las pistas de la Ciudad Deportiva una hora diaria que le reservaba gratis la delegación abulense de tenis. En 1990 fue nombrado delegado provincial de tenis, el único electo por votación de los jugadores federados de tenis de Ávila. Le cesaron dos años después “porque no me gustaba como discriminaba a Ávila la Federación regional y por pedir demasiado para el tenis base de Ávila”. Durante veinte años estuvo organizando torneos federados y sociales para el Club de Tenis Casino Abulense.
Cercano a los 62 años de edad, Jesús Cenalmor ha jugado la última temporada 18 torneos regionales y nacionales, y 7 internacionales de la Federación Internacional de Tenis. En los últimos ocho años ha sido el único tenista de Castilla y León que se ha atrevido a competir en torneos ITF-Sénior, habiendo ganado cuatro de ellos en tierra batida, “superficie que aquí no existe”.
Pese a sus méritos deportivos, no le han sido reconocidos sus éxitos, lamentando el que no se haya celebrado el campeonato provincial de tenis que llevaba medio centenar de ediciones. “Era el torneo que más ilusión hacía ganar a cualquier tenista abulense por aquello de ser el mejor en algo en tu tierra. Yo lo gané en 1998 después de haber perdido siete finales”, señala, agradeciendo al Club Tenis Paramera que el Máster Provincial 2015 se pueda disputar este año “pero sin contar por primera vez con el apoyo de la concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Ávila”.