@deportesavila / El Ayuntamiento de Ávila ha comunicado al Comité organizador del concurso hípico Ciudad de Ávila la no celebración este año de este evento deportivo que llevaba realizándose durante 57 ediciones de forma consecutiva. El motivo alegado por el equipo de gobierno para adoptar esta decisión “es la sequía que estamos sufriendo en Ávila”, señala en Twitter la cuenta oficial del concurso.

Una justificación difícil de comprender, que según “el equipo que hemos organizado en los últimos tres años este concurso consideramos que la suspensión debería haber sido la última opción, debiendo haberse valorado correctamente diferentes alternativas ante esta decisión”.

La suspensión del concurso hípico supone un mazazo al maltrecho deporte abulense, suprimiendo de un plumazo por parte de los nuevos dirigentes municipales, a poco más de un mes de las fechas previstas para su celebración entre el 21 y el 25 de agosto, uno de los acontecimientos deportivos y sociales más arraigados, considerado “uno de los mejores concursos de España” y “uno de los grandes premios mas cotizados”.

Los organizadores esperan que el acuerdo tomado “solo sea un punto y seguido”, de modo que el concurso hípico pueda regresar pronto para deleite de los abulenses que han “vibrado con todos los jinetes y amazonas que se acercaban desde todas las partes de España y de Europa”, disfrutando “con nosotros de este deporte, de nuestra pista, de nuestra ciudad, poniendo todos sus esfuerzos para conseguir alzarse con un triunfo tan codiciado en el mundo de la hípica como es el Gran Premio Ciudad de Ávila. Año tras año hemos disfrutado de las pruebas nocturnas que nacieron en nuestra ciudad y que ahora se han hecho populares en el resto de España”.

Desde la cuenta de Twitter de Por Ávila, el partido que ostenta el gobierno en el Ayuntamiento de la capital se informa que ayer mantuvieron una reunión con la empresa adjudicataria del concurso hípico para abordar posibles soluciones, fundamentando la decisión tomada en «el elevado volumen de agua necesario para garantizar el adecuado mantenimiento de las pistas de hípica para el desarrollo de la prueba«, «que en el 2018 superó los dos millones de litros«, equivalente al abastecimiento mensual de cerca de 20.000 personas, según el informe de los servicios técnicos municipales expuesto en la última Junta de Gobierno Local.

En la reunión, «el Consistorio ha propuesto alternativas como la modificación de fechas o la búsqueda de un nuevo emplazamiento como el centro hípico más cercano a la capital que han sido desestimadas por la organización«.

La «esperanza» del equipo de gobierno es «que el próximo año la situación de los embalses que abastecen a la capital sea otra para que la prueba pueda celebrarse«.