@deportesavila / La decisión tomada por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ávila que lidera Por Ávila con el apoyo de Ciudadanos, de suspender el tradicional concurso hípico del mes de agosto en base al alto consumo de agua en una situación de sequía, ha sido contestada por los grupos de la oposición, tanto del PSOE como del PP, coincidiendo ambos que antes se estudien todas las opciones que eviten la cancelación de la prueba.

El Grupo Municipal Socialista ha pedido tanto al equipo de gobierno como a la empresa organizadora JG Horses a “barajar todas las opciones posibles para evitar la suspensión de la actividad, adaptándose la misma a las condiciones y las reservas de agua existentes”. Entiende que dichas opciones “deben ser analizadas por todos los grupos políticos del Ayuntamiento antes de tomar una decisión definitiva”.

Los socialistas apoyarán “las decisiones que se adopten encaminadas a conseguir el ahorro de agua”, eso sí, exigiendo que “se tomen con la participación del resto de grupos políticos”, según su portavoz, Yolanda Vázquez, quien asegura que llevan “más de un año trasladando esta preocupación en sede municipal sin que se haya tomado en consideración y se haya puesto solución alguna sobre la mesa”.

Por su parte, el Grupo Municipal del Partido Popular considera que la suspensión del concurso nacional de saltos se ha decidido de forma opaca y unilateral”, “sin tener en cuenta todas las alternativas posibles para evitarla”. La portavoz del PP, Sonsoles Sánchez-Reyes entiende que respecto al agua “lo primero es garantizar el consumo humano, pero habría que agotar todas las posibilidades intermedias para evitar que Ávila se quede sin hípica”.

Los populares hicieron constar en la última Junta de Gobierno Local del jueves 11 de julio, donde “no se proporcionó a los grupos de la oposición ningún informe técnico”, “que la suspensión debía ser la última opción, después de que el Ayuntamiento estudiase todas las posibilidades intermedias en atención al gran impacto económico y de imagen que para la ciudad tiene el concurso, así como a las obligaciones contractuales del Consistorio con la empresa concesionaria, que se extienden por un período de dos años -2018 y 2019- con el pago de la indemnización que pudiera desprenderse de la suspensión, así como por el hecho de que en los 57 años de vida del concurso hípico ha habido episodios severos de sequía que, sin embargo, no han exigido dicha suspensión”.

La realidad es que ni en esa Junta de Gobierno ni en ningún otro órgano municipal se ha votado la suspensión, así que formalmente aún no se ha producido”, señala Sánchez-Reyes, quien se pregunta si “con este precedente, el Ayuntamiento se planteará suspender otras actividades programadas en nuestra ciudad para las próximas semanas”. Lamenta que “el alcalde se esté escondiendo detrás de los técnicos y de la empresa, cuando la decisión ha sido suya, sin contar con el acuerdo de la concesionaria, y sin valorar alternativas para proteger un concurso de ese prestigio reduciendo su impacto en el consumo de agua”.

Los concejales del PP solicitarán en la próxima Comisión de Cultura y Deportes del miércoles 17 de julio y en la Junta de Gobierno del día siguiente, “todos los informes técnicos existentes que aconsejen la suspensión como única opción, un informe técnico que razone los motivos de inviabilidad de cualquier otra solución intermedia distinta a la suspensión y otra valoración técnica sobre la cantidad y calidad mínima de agua que es preciso utilizar para llevar a cabo el concurso hípico”.