@deportesavila / El alcalde de Ávila no se atreve a dar una fecha de terminación de la nueva piscina cubierta tras la resolución del contrato con las dos empresas que participaban en las obras.

Los técnicos municipales están estudiando el proyecto para poder reanudarlas cuanto antes”, y una vez reelaborado el proyecto se sacará a licitación, ha dicho Jesús Manuel Sánchez Cabrera en una visita al Complejo Deportivo Ribera de Adaja. 

El regidor espera que alguna empresa esté interesada en continuar las obras, tras lamentar que la licitación que hizo el Ayuntamiento en el anterior mandato “fue a la baja de 600.000 euros”, lo que “complicó” el entendimiento entre la dirección de la obra y la empresa constructora, con un “enconado problema”.

Según Sánchez Cabrera, los técnicos y la propia corporación municipal mediaron entre ellos, pero “ha sido imposible el entendimiento”, lo que llevó a suspender los contratos. Los técnicos municipales “readaptan” ahora el proyecto para “comenzar cuanto antes”.

A nosotros nos hubiera gustado que las cosas se hubieran hecho bien desde el principio, pero la verdad es que nos encontramos con una situación muy compleja”, ha afirmado, recordando que nada más llegar a la alcaldía la empresa constructora les comunicó los problemas que procedían “desde un primer momento”.

Nos gustaría -ha dicho- que los abulenses tuvieran una instalación deportiva en la zona sur que descongestionará la del Complejo Manuel Sánchez Granado, que tiene mucha demanda, y más ahora con la situación de pandemia, en la que ha habido que adoptar medidas y el aforo es muy limitado”.