@deportesavila / El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha firmado un decreto por el que se dispone la reapertura de los pabellones deportivos municipales de San Antonio, CUM Carlos Sastre y Complejo Deportivo Manuel Sánchez Granado, exclusivamente para la práctica deportiva oficial, profesional o no. Se mantiene el cierre de los espacios destinados a la práctica del deporte al aire libre hasta que se pueda garantizar su uso.

La medida de la apertura de los pabellones cubiertos llega tarde, cuando equipos como el Ávila Auténtica El Bulevar haya tenido que aplazar una semana su partido de Liga EBA de baloncesto con el UEMC Real Valladolid, programado para mañana sábado en el Carlos Sastre, o el Ávila Sala B suspendiera hasta dentro de siete días el encuentro de la liga regional femenina de fútbol sala que tenía previsto disputar frente al Bupolsa, también este sábado, en el pabellón de San Antonio.

Sin olvidar el perjuicio que han sufrido los equipos por no poder entrenar en estas instalaciones, incluidos los que habitualmente lo hacen al descubierto, los de fútbol, quienes tampoco lo podían practicar en los terrenos de juego por la nieve que los cubre varios días después de la nevada, circunstancia que ha motivado el aplazamiento de los compromisos del conjunto de la regional femenina de fútbol de la Casa Social y del Diocesanos UCAV de la liga nacional juvenil.



La decisión tomada por el Ayuntamiento de Ávila de reabrir los pabellones se hace “una vez que el Servicio Municipal de Extinción de Incendios ha realizado una supervisión de las cubiertas de las instalaciones deportivas municipales” y “se ha comprobado la no afectación de los diferentes espacios”.

Para la utilización de las instalaciones cubiertas recuerda el consistorio abulense que se llevará a cabo de acuerdo con la normativa y protocolos específicos aplicables a la práctica deportiva oficial, “sin presencia de público, tal como dispone el Acuerdo de 7 de enero de la Junta de Castilla y León por el que se declara el nivel de alerta 4 para todo el territorio de Castilla y León y se adoptan medidas sanitarias preventivas de carácter excepcional para la contención de la Covid-19 en las provincias de Ávila, Palencia y Segovia”.