Ángel G. Alameda / Un tanto de Borja Rubiato en el tramo final del partido brindó al Real Ávila el triunfo sobre el Bupolsa, en un partido que solo pudieron sentenciar en el último cuarto de hora tras los cambios introducidos para dar más dinamismo y movilidad a un equipo que había perdonado en varias ocasiones.

El entrenador local, José Manuel Jimeno, puso en el once inicial a los que en teoría eran sus mejores hombres. Invicto y con únicamente dos goles encajados en pretemporada, el Real Ávila empezó buscando por la banda derecha la verticalidad de Rubén Ramiro, quien asistía a Diego Ortiz para que rematase fuera, con el balón cerca del poste izquierdo de la portería defendida por Sergio. Desde ese ala se produciría la salida de un córner con un cabezazo de Carlos Pascual que se iba fuera.

Rubén Ramiro y Gallo

El central abulense, junto a su compañero y paisano en el eje de la defensa Dani Tena, confirmó que ambos constituyen un muro infranqueable, que se prolonga hacia delante con Manuel Sánchez, cuya calidad, visión del juego y movimiento de balón son incuestionables y demuestran el porqué es un jugador de Primera División. Y arriba Borja Rubiato tiene la veteranía y olfato de gol suficientes como para ser el finalizador del juego encarnado, pese a que en muchos momentos se encuentre como un faro solitario en la punta, recibiendo escasos balones, que no le impiden pelear con acierto con sus marcadores hasta que llegan sus compañeros para apoyarle.

En un primer período muy plácido para Brian, a los encarnados les tocaba atacar y generar peligro pero no lo concretaba porque conforme pasaban los minutos el Bupolsa parecía hacerse con el control del choque. No le ocurría lo mismo al guardameta burgalés que despejó con apuros, mediada la primera parte, un disparo envenenado en el saque de una falta lejana por parte de Manu Moreira. El rechace lo cogió Rubén Ramiro, quien solo en la boca del gol mandaba el esférico fuera desperdiciando la que era la mejor opción hasta entonces del anfitrión.

Diego Ortiz con Llorián, Isra y Bruju

Al filo del descanso, tras un centro de Rubén Ramiro, Diego Ortiz tiraba la pelota fuera cerca de la escuadra, en otra magnífica ocasión para haber abierto el marcador.

Se pretendía cambiar el guión tras el paso por los vestuarios, jugando el Real Ávila con tres centrales, al incrustarse detrás Manuel Sánchez. El Bupolsa, a los dos minutos de la reanudación, estuvo a punto de romper el cero a cero por medio de Zeballos, que recibía un pase de Cada pero su disparo se iba alto.

Manu Moreira

Entraba después Javi de Mesa por Diego Ortiz para crear peligro por la banda izquierda. En una de las acciones del zurdo madrileño, éste enviaba el balón a Rubiato que veía como su remate se iba a córner. Su lanzamiento fue finalizado por Manuel Sánchez pegando la pelota cerca de la base del poste izquierdo del marco del Bupolsa.

Otra buena oportunidad de los locales vino en el saque de una falta en corto de Rubén Ramiro a Manu Moreira que la devolvió a Ramiro y su centro fue rematado de cabeza por Javi de Mesa, saliendo el esférico ligeramente por encima del larguero.

Borja Rubiato, el autor del gol, en el centro de la imagen

Jimeno reaccionó al ver que el marcador no se movía. Quitó a un defensa, Sito Cruz, y puso a un extremo, Cristian, y al mismo tiempo sustituyó a Manu Moreira por el delantero Calderón. La ofensiva estaba servida, llegando poco después el gol de la victoria abulense, con Borja Rubiato rematando por alto un balón a centro de Rubén Ramiro.

El partido se le ponía cuesta arriba al Bupolsa, que hasta entonces había procurado perder tiempo porque para el equipo burgalés el empate era un buen resultado. En una de sus escasas acciones de peligro en la segunda mitad, Garcés enfiló hacia el área encarnada, concluyendo con un inocente disparo que atajaban sin problemas las manos de Brian.

Pudo el Real Ávila en los minutos finales aumentar su pírrico uno a cero con algún gol más. En una gran jugada colectiva, liderada por Manuel Sánchez, a punto estuvo de anotar de nuevo Borja Rubiato pero el meta visitante Sergio realizó una gran intervención. El de Santa María del Tiétar luego dispararía alto y aún tuvo tiempo para enviar en profundidad un balón con el que Javi de Mesa forzaría un córner cuya ejecución no tuvo consecuencias.

FICHA TÉCNICA:

 1  Real Ávila: Brian; Sito Cruz (Cristian, m. 77), Carlos Pascual, Dani Tena, Andrés Llorián; Domingo (Camilo, m. 70), Manuel Sánchez; Rubén Ramiro, Diego Ortiz (Javi de Mesa, m. 63), Manu Moreira (Calderón, m. 77); y Borja Rubiato.

 0  Bupolsa: Sergio, Sergio Sanz, Casado, Gallo (Manzano, m. 75), Isra (Jonathan, m. 85), Bruju (Cerro, m. 46), David, Joao, Cada, Zeballos (Garcés, m. 59) y Adrián.

Gol: 1-0 (Borja Rubiato, m. 80).

Árbitro: Carlos Cañibano (Valladolid), asistido en las bandas por Rodrigo Crespo y Javier Gutiérrez. Mostró tarjetas amarillas a los locales Domingo y Sito Cruz, y a los visitantes Sergio Sanz y Adrián.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada del Subgrupo B del Grupo VIII de Tercera División, disputado en el Estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unos 400 espectadores.

José Manuel Jimeno: “Los cambios han venido muy bien

El partido ha sido difícil. Todos los equipos empezamos de cero. El Bupolsa tiene futbolistas con mucha experiencia y se ha reforzado bien. Si hubiéramos acertado en los primeros quince minutos el partido habría sido más abierto. Se ha ido atascando la cosa y no encontrábamos por donde hacer daño. Hemos acertado con alguna pequeña modificación a la hora de disponernos en el terreno de juego, dándonos ocasiones y desatascándonos de tres cuartos del campo en adelante. Muy feliz con esta primera victoria, absolutamente merecida, con tres puntos que ya no te los quita nadie”.

Borja Rubiato: “No hemos perdido la calma

Ha sido una victoria merecida, de creer, de empuje, de no perder la calma y de controlar los nervios, y de mucho trabajar e insistir. El primer partido de liga cuesta, no hay mucha fluidez, todavía no tienes las sensaciones al cien por cien y eso se ha notado. El Bupolsa se ha cerrado bien por dentro y en ciertos momentos ha ralentizado el juego. En la segunda parte hemos dado un paso adelante, abriendo la banda con bastantes centros, con seis o siete jugadas muy claras. Lo mejor del partido es que ha estado muy controlado y hemos peleado de principio a fin. En el plano individual todo lo que sea hacer gol es muy importante, pero con la edad que tengo soy más un jugador de equipo”.

Jairo de la Riva: “El partido ha sido positivo pese al resultado

“Veníamos sin haber casi jugado partidos amistosos. Tenemos un equipo bastante nuevo, hemos plantado cara y hasta ciertos momentos el partido estaba igualado. Me voy satisfecho y si estamos así, durante la liga tenemos que ir a más”, decía el entrenador del Bupolsa.