A. Goal / La pandemia sanitaria impidió la celebración de la temporada 2020/2021 de la Primera División Provincial de Aficionados. Un año más tarde vuelve esta competición y lo hace con mayor número de equipos, concretamente 22, cuatro más de los que jugaron en la última temporada celebrada, lo que significa que hay ganas de fútbol en nuestros pueblos.

Este incremento de participantes ha hecho que la categoría se divida por proximidad geográfica en dos grupos: Norte y Sur, formados cada uno por 11 equipos.

En el Grupo Norte competirán los equipos de La Moraña, Centro, Tierra de Pinares y Valle del Alberche. Repiten en la categoría Burgohondo, Las Navas, El Tiemblo, Hoyo de Pinares, El Barraco, Navaluenga, Navatalgordo, incorporándose Bosco de Arévalo -descendido de la regional- y tres nuevos, Arévalo FC, Cebrereña B y el Rayo Abulense de la capital, heredero del antiguo Talento, muchos años disputando los trofeos Pedro Pascual y Pinturas Pinpocho.

Dentro del Grupo Sur figuran los equipos del Valle del Tiétar. Ya compitieron en la campaña última Deportivo Arenas, Sotillo, Piedralaves, Sporting Lanzahíta, Ramacastañas, Mijares, Guisando, La Adrada, Pedro Bernardo y El Arenal. Vuelve al campeonato Casillas, que participó en la temporada 2018/2019.

El campeonato constará de dos fases, la primera disputada por cada grupo mediante el sistema de liga a doble vuelta. La segunda tendrá una fase de ascenso a doble vuelta entre los tres primeros clasificados de cada grupo y una fase de permanencia entre el resto de equipos, distribuidos en tres subgrupos, también a doble vuelta.

Adquirirá el derecho de subir a la regional de aficionados el campeón de la fase de ascenso, que pasará al segundo en caso de renuncia y al tercero si no lo hace efectivo el segundo. No podrán subir los equipos que sean filiales o dependientes de otros en la misma categoría.

Para la temporada 2022/2023, la Primera División Provincial de Aficionados estará formada por un máximo de 14 equipos, integrada por los equipos descendidos de regional y los mejores clasificados de la categoría. Habrá una Segunda División, formada por los que no consigan la permanencia y los de nueva inscripción hasta un máximo de 14. Si fueran más de 10 los inscritos en Segunda, se incrementaría hasta 16 equipos la Primera División.