@deportesavila / El alumno del Grado en Ingeniería Mecánica de la Universidad Católica de Ávila Oriol Vidal, junto con Saleh Al-Saif, ha conseguido un podio histórico al culminar ayer en Sharqiyah Baja con una victoria en la categoría T4 con más de 32 kilómetros de ventaja con respecto al segundo clasificado, y conseguir algo histórico, un pódium de un vehículo ligero en la categoría de coches, cerrando la tercera posición de la general a pocos minutos del segundo clasificado en el Mundial de Bajas la Dubai International Baja.

Tremendo rendimiento mostrado por el dúo saudí – catalán en la tercera prueba del Campeonato del Mundo de Cross Country Bajas. Carrera 100% dakariana la que tenían por delante y sin duda han demostrado que este es su terreno y que en la próxima edición del Rally Dakar van a dar mucho de qué hablar.

La Sharqiyah Baja se disputaba en el este de Arabia Saudí, cerca de Dammam, en una zona no recorrida en ninguna de las dos ediciones pasadas del Dakar disputadas en el oriente medio. Además, era organizada por ASO, el mismo organizador de la carrera más dura del mundo. Todo ello la convertía en un evento muy interesante de preparación para su objetivo, además de ser un evento puntuable para el Campeonato del Mundo.

Tres especiales elegirían a los vencedores de esta carrera, evento en el que había muchos retos por delante. Por un lado, como novedad, la utilización del Road Book electrónico. Además de una navegación al más puro estilo Dakar, acompañada también de unos enlaces que aumentaban bastante el kilometraje en comparación con las otras Bajas.

Oriol Vidal y Saleh Al-Saif empezaron la SS1 de tan solo 10 kilómetros por todo lo alto, con un ritmo estratosférico que los llevaría a obtener la victoria en la categoría T4 y una cuarta posición de la general de coches. Los 10 primeros clasificados de la general de coches de la SS1 deberían elegir las posiciones de salida para la etapa del día siguiente, y una sorpresa estaba esperando a Saleh y Oriol. Serían elegidos para abrir pista el día siguiente, es decir ser el primer coche en salir.

Evidentemente esto es algo que obliga a ir con pies de plomo al no tener ninguna referencia de huellas de los otros competidores. Sí que es cierto que antes saldrían las motos, pero igualmente era todo un “challenge” ya que sería la primera vez que se encontraban con una situación de este género en carrera.

El viernes día de disputar la especial se levantaba el día con una tormenta de arena con vientos de 50 km/h. Todos los competidores realizaron un enlace de 100 kilómetros que los llevaría al inicio de la SS2, pero allí estuvieron esperando más de 5 horas a que mejorara la situación. Finalmente, no podrían tomar la salida de la especial, ya que los helicópteros no podían volar y por temas de seguridad se acabó cancelando la etapa.

Esto obligaba a los organizadores a reestructurar el sábado y diseñar una nueva SS3 ya que el reglamento del Campeonato del Mundo dice que para puntuar se deben disputar por lo menos el 75% de los kilómetros y disputando solo la SS3 programada no se llegaba a dicho mínimo.

Para solucionarlo se decidió que los coches salieran a las 5 de la madrugada, por delante de las motos. Realizarían la SS2 programada para el día anterior más otros 140 kilómetros extras para cumplir con el reglamento.

Esto significaba que Saleh y Oriol serían el primer vehículo en pisar la especial, y marcarían el camino de toda la caravana. Un gran reto, que afrontarían de forma espectacular. Por detrás tenían la Toyota Overdrive de Van Loon, un vehículo de gama muy superior. Se creía que a pocos kilómetros serían alcanzados y así fue, pero luego empezaría el juego del gato y el ratón con adelantamientos múltiplos y ninguno de los dos conseguía escapar hasta que pasados unos 100 kilómetros la Toyota cometía un error de navegación y Saleh y Oriol escapaban.

No fueron alcanzados por ningún otro vehículo y lograrían culminar el día con una fantástica victoria de la categoría T4 con más de 32 kilómetros de ventaja con respecto al segundo clasificado, y no solo esto, conseguirían algo histórico, un pódium de un vehículo ligero en la categoría de coches cerrando la tercera posición de la general a pocos minutos del segundo clasificado.

Un gran entreno para el Dakar, y un excelente resultado que les sitúa en segunda posición del Campeonato del Mundo de Rally Cross Country. El próximo evento se celebra el 18 y 19 de marzo en Jordania, así que no hay mucho tiempo para relajarse.