@deportesavila / El Club Triatlón Ávila estrenó el mediodía del domingo la Travesía de Navidad, una novedosa prueba de natación sobre el embalse de Fuentes Claras, que contó con diez bravos participantes, de los que lograron terminar siete en las frías aguas de la capital abulense.

La victoria fue para el nadador Pablo Tosal Lázaro que cubría el recorrido de 400 metros en cinco minutos justos, haciendo historia al ser el primero en inscribir su nombre en el palmarés de una travesía que espera continuidad en años sucesivos. A medio minuto quedaba el segundo clasificado, Víctor Gil de la Hoz. Y con 50 segundos de desventaja cruzaba la meta el ocupante del tercer cajón del podio, César Galán Segovia.

Después finalizaría cuarto Luis Miguel San Segundo Gómez, a 1’00”; quinto, Bruno Ayuso Fernández-Mellado, a 1’40”; sexto, Rubén Navarro López, a 3’40”; y séptima, Eva Martín Martín, a 3’40”, la única mujer que tomó parte en la travesía de forma valiente. No la lograban acabar -pero con igual mérito que el resto- Jorge San Segundo Herráez, Manuel Gómez Carrasco y Rubén López Lozano.

Siete de los diez competidores pertenecían al club organizador Triávila, siendo independientes el vencedor Tosal Lázaro y San Segundo Herráez, mientras que Gómez Carrasco forma parte del Trileros.

Hay que señalar que antes de empezar la prueba había placas de hielo sobre la superficie del embalse, cuya temperatura del agua era de 8º al inicio de la misma, con 6º en el exterior.

La salida se dio junto al pantalán del embalse en dos tandas de cinco nadadores, separadas sus partidas por un minuto cada uno. Bomberos y voluntarios de protección civil prestaron servicio en la travesía, seguida con las medidas de seguridad anti Covid establecidas, con limitación de aforo en las carpas y respetando las distancias. A la salida del embalse, a los nadadores se les tapaba con una manta y se les entregaba una mascarilla, además de facilitarles caldo caliente.