@deportesavila / El tándem formado por el abulense Noel Martín y el castellonense Christian Venge ha vuelto a subirse al podio en una prueba de la Copa del Mundo de ciclismo adaptado. Tras hacerlo con una medalla de bronce en Ostende (Bélgica), han repetido la consecución de un metal en Elzach (Alemania), en este caso de bronce en la prueba contrarreloj, alcanzado bajo un impresionante aguacero en la Selva Negra.

Después de 18 kilómetros, el tiempo obtenido por Venge y Martín era de 34:00.64, quedándose a cerca de minuto y medio de los vencedores, los holandeses Tristan Bangma y Patrick Bos. La tercera plaza en tándems correspondía a los británicos Chris McDonald y Adam Duggleby a más de un minuto de los españoles.

Según Venge, “en Ostende rompimos el hielo y hoy nos ha salido una buena crono, íbamos mejor, quizás porque hemos cambiado la posición en el tándem, hemos regulado muy bien al principio porque era una prueba muy larga. Tenía una primera parte llana, la segunda empezaba a subir un poco y la tercera era bastante dura, un puerto de categoría. A mitad del recorrido nos han pillado los holandeses, que están a un nivel extraterrestre, hemos intentado seguirles de referencia unos kilómetros y cogimos a los canadienses, que estaban delante. Lo hemos dado todo, estamos súper satisfechos del rendimiento”.

La otra pareja española, Joan Sanso-JoanFont, terminaba undécima, registrando un crono de 39:04.56.