@deportesavila / El tándem formado por el abulense Noel Martín y el barcelonés Christian Venge ha obtenido la medalla de bronce en la contrarreloj masculina B de los Juegos Paralímpicos que se están celebrando en Tokio, desarrollada en el circuito internacional de Fuji.

No era su principal objetivo, que se encuentra en la prueba en ruta donde son los actuales campeones del mundo, pero el gran momento por el que atraviesan y el hecho de que la crono fuese larga, para corredores con mas fondo, les ha permitido subirse al tercer lugar del cajón con un tiempo de 42’52″12, mientras que el primero correspondía al tándem francés Alexandre Lloveras-Corentim Ermenault con 41’54″72 y el segundo al comandado por los holandeses Vincent ter Schurer-Timo Fransen con 42’00″77.

Venge-Martín acababan exhaustos tras la preciosa carrera de tándems, yendo de menos a más, en la que un pinchazo dejaba en cuarta posición al otro tándem de la selección española, Adolfo Bellido-Eloy Teruel.

Al ser una crono larga la tercera y cuarta vuelta jugaban a nuestro favor y sobre todo la última vuelta”, comenta Christian Venge, señalando Noel Martín que estaban “muy contentos, todavía no no los creemos. Hemos trabajado muy duro, aunque esta prueba no la hayamos preparado especialmente. Todos somos propensos a las averías y hasta que no llegas a la meta te puede pasar algo. Nosotros hemos tenido que ir con el cable quitado del plato grande porque con el pequeño se nos cae la cadena. Para el viernes vamos a ir más tranquilos”.

Ahora la ruta

Los tándems, que llegan tras una extraordinaria preparación, disputarán la prueba en ruta el viernes. Venge-Martín tratarán de defender su estatus de campeones del mundo en una prueba que han preparado a conciencia y que, dada su dureza, les puede favorecer.

En cuanto a la ruta, el seleccionador nacional Félix García Casas incide en la dureza de una prueba que se irá por encima de los 100 kilómetros: “La dureza va a ser enorme: son nueve vueltas, hay que subir el tramo duro nueve veces y ahí en cada paso los que no estén a tope van a ir fuera”. “Nuestros tándems siempre, si no tienen averías, no suelen fallar”, indica el madrileño.

El técnico desgrana así el circuito: “En la ruta se sale y llega al mismo punto. Se sale del Fuji Spedway con una parte hacia abajo y se entra en la zona externa. El circuito tiene alrededor de seis kilómetros, tendiendo hacia abajo los primeros tres; posteriormente te cambian de carretera, giras y es todo subida los últimos dos y medio hasta meta. Se va a hacer muy duro, sobre todo para los handbikes y triciclos. Si las carreras no se han cortado antes, en la última subida se van a decidir”.

El seleccionador destaca también la importancia de la climatología para el desarrollo de las carreras, ya que la previsión es de agua para casi toda la semana: “El circuito tiene curvas complicadas, por lo que será importante controlar este aspecto y no tener ningún percance”, asegura García Casas.