@deportesavila / La selección española de ciclismo adaptado ha viajado a Mallorca con la intención de ultimar su preparación de cara a los Juegos Paralímpicos de Tokio, que se celebrarán del 24 de agosto al 5 de septiembre. Con ella ha acudido el abulense Noel Martín y su compañero de tándem, el barcelonés Christian Venge.

A la concentración balear acuden además Adolfo Bellido-Eloy Teruel, Ricardo Ten, Eduardo Santas, Alfonso Cabello, Pablo Jaramillo, Joan Reinoso, Sergio Garrote, Israel Rider y Luis García-Marquina.

El plan de trabajo diseñado por el seleccionador nacional Félix García Casas contempla jornadas de entrenamiento en el Velódromo de Palma, donde se prepararán de forma específica las pruebas de pista en la que participarán nuestros corredores, y otras tantas de carretera.

García Casas explica que “una de las principales razones por la que hacemos esta concentración es llevar a cabo una burbuja muy estricta, ya que es lo que nos ha planteado el Comité Paralímpico. Hay que intentar evitar posibles contagios y limitar al mínimo las opciones de que un ciclista se pudiera quedar sin competir. Vamos a estar en un hotel completamente aislados y solo saldremos para entrenar”.

El seleccionador nacional, en referencia a la cuestión deportiva comenta que “los ciclistas han estado entrenando bien por su cuenta y esta concentración tiene que ser el último empujón para que lleguen al 100% a los Juegos paralímpicos”.

El viaje hacia Tokio lo emprenderán las bicicletas y tándems el día 17 de agosto, mientras que los handbikes y Joan Reinoso permanecerán hasta el día 23 de agosto en Palma de Mallorca, desde donde pondrán rumbo a la capital japonesa para participar en los Juegos Paralímpicos.