@deportesavila / Después de 41 ediciones, la tradicional prueba de motocross que todos los veranos se celebraba en Rivilla de Barajas y que convertía a la localidad morañega en el epicentro nacional de esta disciplina deportiva, no se celebrará al no poder garantizar el Ayuntamiento las medidas de seguridad obligadas para espectadores y pilotos por la crisis sanitaria del coronavirus.

La prueba de motocross arrancó en 1979, adquiriendo progresivamente una mayor importancia en el calendario motociclista, con presencia de los mejores pilotos nacionales y algunos de carácter internacional, campeones de Europa, de España y de Castilla y León.

Precisamente el año pasado se modificó el horario para desarrollarse por la noche, lo que provocó un aumento del número de espectadores de la prueba hasta superar al millar y medio.

El Ayuntamiento de Rivilla de Barajas volverá a celebrarla en 2021. Para entonces espera tener mejorada la iluminación del circuito.