Luis Alfonso Varas / Después de no poderse celebrar en la fecha prevista por los incendios de Cebreros y Hoyo de Pinares, por fin los niños y mayores pudieron disfrutar de la ciclomarcha nocturna El Cárabo.

Una ciclomarcha que se lleva celebrando durante varios veranos en El Tiemblo, donde pequeños y mayores pudieron disfrutar, en una noche de temperatura agradable, de un magnífico paseo por el monte tembleño con la presencia de la luna en todo su esplendor.

Fueron cerca de 80 los participantes ataviados con sus correspondientes focos, que se dieron cita en la plaza de España y que a las nueve de la noche recorrieron las calles tembleñas para comenzar su paseo nocturno en bicicleta hacia el monte tembleño.

Después de un avituallamiento en la zona recreativa de El Castañar, se emprendió el regreso al pueblo para terminar en el velódromo y disfrutar de una pequeña cena en compañía de todos los participantes y colaboradores.

Gracias al ayuntamiento de El Tiemblo, protección civil, policía municipal y operarios del ayuntamiento por su gran labor.