@deportesavila / El pasado lunes 6 de abril, sobre las 9.30 de la noche, una avalancha procedente de la parte alta del Annapurna, alcanzó el Campo 1 (5.200 m). En ese momento sólo se encontraban dos personas pernoctando en las tiendas, miembros de una expedición argentina, que salieron completamente ilesos. La mayoría de las tiendas quedaron sepultadas y algunas incluso arrastradas algunos cientos de metros.

La Expedición BBVA contaba con dos tiendas en este punto: una de ellas apenas se vio afectada pero la otra quedó totalmente destrozada. Sonam, miembro del equipo de sherpas que acompaña a Carlos Soria, llegó hasta el Campo 1 al día siguiente para comprobar el estado de las tiendas y ha podido recuperar todo el material. Aunque la primavera ha llegado al Annapurna, todavía se sienten los últimos coletazos del invierno. Las copiosas nevadas caídas en los últimos días han cargado las laderas de la montaña. Los días soleados se van abriendo paso poco a poco pero el fuerte viento no cesa en las cotas más altas. Esto es positivo para la Expedición BBVA, ya que el viento en altura va despejando la nieve de la ruta de ascenso, pero resulta peligroso por las avalanchas que se puedan provocar.
Este incidente no afecta al desarrollo de la Expedición BBVA en el Annapurna, aunque habrá que esperar el tiempo necesario para que se asiente un poco la nieve caída durante estos últimos días.