@deportesavila / Tras un difícil día pegados al teléfono y al ordenador se confirman las dudas de la Expedición BBVA para poder lograr atacar la cima del Annapurna. El pasado viernes la meteorología era favorable para intentar el ataque a la cima, pero los partes meteorológicos se han tornado en adversos, tanto que incluso se prevén nevadas de hasta metro y medio para las próximas jornadas.  

Así explica Carlos Soria el vuelco de la situación que se ha vivido en las últimas horas:
«Desde la noche del 6 al 7 que cayó una gran avalancha en el campo I hasta hoy, hemos perdido mucho material: tres tiendas, botellas de oxígeno,  400 metros de cuerda… nuestra situación no está al límite, pero hemos perdido muchas cosas. Ayer lo teníamos solucionado con tiendas que tenemos aquí en el Campo Base. Pero de momento, tenemos que esperar: no hay más remedio.

La montaña está en unas condiciones que a nosotros nos parecen demasiado peligrosas, podía haber una oportunidad el día 16, pero hay partes meteorológicos que dicen que antes del 16 va a caer medio metro de nieve, por lo menos. En estas circunstancias y en esta montaña eso nos parece un auténtico suicidio. Vamos a seguir esperando, tenemos tiempo, tenemos ganas y podemos tener la oportunidad«.
El Annapurna es uno de los ocho miles más cambiantes y pronosticar el tiempo resulta imposible hasta para los meteorólogos más profesionales, como podéis comprobar en el parte que se aprecia fácilmente el aumento de las precipitaciones. La única duda que acechaba el pasado viernes en la cabeza de Carlos Soria es cómo se encontrarían las tiendas y el depósito de material que se encuentra en el Campo III, tras varias importantes nevadas y ráfagas de hasta 50 kilómetros por hora a 6.400 metros. Finalmente se confirma tras una prospección que el Campo III ha quedado completamente destruido por las inclemencias del tiempo.