@RetoCarlosSoria | Después de una semana de espera, la Expedición BBVA-Carlos Soria ya está a salvo en Katmandú después de que un helicóptero haya podido sacar a sus miembros del Campo Base del Annapurna. Carlos Soria y su equipo ya están en Katmandú, a la espera de poder viajar de regreso este lunes a España en coordinación con el consulado español en la capital nepalí.

Esta misma mañana, a las 9:00 (hora local), un helicóptero de la agencia Seven Summit recibió un permiso especial de tres horas por parte del gobierno nepalí, que permitió desalojar a la veintena de montañeros y sherpas que aún permanecían a los pies del Annapurna.

La Expedición BBVA, comandada por Carlos Soria y formada por los cámaras Daniel Salas y Luis Miguel López Soriano, el alpinista Sito Carcavilla y el médico Carlos Martínez, se trasladó en varios vuelos a las localidades de Tatopani y Pokhara, y posteriormente en avión hasta Katmandú. En la capital de Nepal fueron recibidos por funcionarios del consulado español, quienes comprobaron que están en perfectas condiciones de salud.

El pasado 24 de abril, el montañero abulense, de 76 años, dio por terminada la Expedición BBVA al Annapurna (8.091 metros), después de casi dos meses de intentos de cumbre jalonados por la mala climatología y la acumulación de nieve y avalanchas. Su salida del Campo Base estaba prevista para el pasado sábado 25, justo el día en que se produjo el terrible terremoto que asoló Nepal y que dejó miles de víctimas. Desde entonces, Carlos Soria y su equipo han tenido que esperar a que uno de los helicópteros pudiera acudir al Campo Base en su auxilio.

Hemos estado bien, un poco justos de comida, pero todos estamos muy bien”, ha comentado Carlos Soria. “Es comprensible que no hayamos podido salir hasta ahora, Nepal ha sufrido una tragedia terrible, y sabíamos que hay muchísima gente que necesita mucha más ayuda que nosotros. Estamos muy agradecidos a todos por la preocupación y por habernos ayudado. Nosotros estamos perfectamente”.

Nos hemos encontrado un Katmandú muy vacío para esta época del año, con muy poca gente por la calle. En la zona donde nosotros nos solemos mover (el barrio de Thamel, en el centro de la ciudad), parece que no ha habido grandes destrozos, aunque otras zonas de la ciudad y del país están mucho peor y muy necesitadas de ayuda. Hace falta mucha ayuda para reconstruir lo que se ha destruido”.

Dos de los miembros de la Expedición BBVA, el médico Carlos Martínez y Luis Miguel López Soriano han decidido quedarse de momento en Katmandú para colaborar en las tareas de ayuda a la población nepalí junto con Bomberos Sin Fronteras y la Fundación Madrazo. El resto de expedicionarios, comandados por Carlos Soria, pasará las próximas horas en Katmandú, a la espera de concretar su traslado a España en coordinación con el consulado español en Nepal, el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Embajada de España en la India, que seguramente se producirá este lunes.

Carlos Soria, junto con BBVA y el cocinero Jordi Roca, del restaurante El Celler de Can Roca, han creado una línea de ayuda a las víctimas del terremoto de Nepal, en colaboración con Cruz Roja, Oxfam Intermon, Acnur, Cáritas y Unicef. Todas las donaciones se pueden realizar a través de la página www.bbvasuma.com.