@deportesavila / El alpinista abulense Carlos Soria, al frente de la Expedición BBVA, dedicó sus primeras palabras tras aterrizar ayer en Madrid al pueblo nepalí y a la grave situación que atraviesa. “Es tremendo todo lo que está sufriendo ese país y sus gentes, la situación más dramática se ha vivido en el área de Katmandú y en el campo base del Everest. La caída de seracs derivada del terremoto y el viento que ha bajado desde el pico Pumori han causado muchísimas víctimas. La situación allí es terrible. El pueblo nepalí necesita urgentemente nuestra ayuda”, explicó a los medios congregados a su llegada.

La Expedición BBVA partía el pasado 14 de febrero a Katmandú con el objetivo de coronar el Annapurna en la cordillera del Himalaya aunque finalmente debido a las malas condiciones atmosféricas tuvo que renunciar a la cumbre. “Nosotros somos afortunados. Nuestra situación no era límite, teníamos un poco justa la comida, pero nada más”, ha reconocido Carlos Soria que ha definido como “terrible para los nepalíes” la situación vivida allí. “Hay mucho que hacer, controlar aquello es muy complicado y la situación va a ser más terrible porque ahora viene el monzón y eso es muy duro. En los sitios en los que hay grietas, que no se han caído del todo, las lluvias pueden destrozar muchas cosas. Nepal necesita ayuda”, ha repetido. 
Carlos Soria, en buen estado físico, ha llegado acompañado de dos de sus compañeros de Expedición, el cámara Dani Salas y el geólogo y alpinista Sito Carcavilla. Los otros dos miembros de la Expedición BBVA: el médico Carlos Martínez y el alpinista y cámara Luis Miguel López Soriano han decidido permanecer en Katmandú donde colaboran ya en la asistencia y ayuda a los damnificados del terremoto que ha asolado Nepal.
Hay gente que ha perdido parte de su familia y eso no lo va a recuperar nunca, los niños pequeños que quedan, eso es duro. Con todo, los nepalíes están acostumbrados a vivir en unas condiciones un poco críticas, por eso no van a hacer un drama como haríamos nosotros. Aunque estén hechos polvo. Así son los nepalíes, su forma de ser”, ha remarcado Carlos Soria. Carlos Soria y el cocinero y embajador de BBVA, Jordi Roca, del restaurante El Celler de Can Roca, colaboran en la causa solidaria abierta por BBVA para ayudar a las víctimas del terremoto de Nepal, en colaboración con Cruz Roja, Oxfam Intermón, Acnur, Cáritas y Unicef. Las donaciones pueden realizarse a través de la página www.bbvasuma.com. Hasta la fecha, se han superado ya los 36.000 euros, cantidad que igualará BBVA hasta los 25.000.
Carlos Soria se ha reafirmado en su reto de convertirse en la persona de mayor edad en conseguir los 14 ochomiles. “Si la rodilla sigue bien, estoy dispuesto a seguir subiendo montañas y continuar con mi reto. No pienso jubilarme de esto, tengo el privilegio de poder seguir haciéndolo, tengo ganas y tengo a un gran patrocinador. Es mi vida”, ha afirmado el montañero abulense.  En referencia a lo estrictamente deportivo, ha calificado la expedición como “dura, muy peligrosa y con muchas decisiones a tomar complicadas, algo que hemos hecho bien, como procuramos hacer siempre”.
Afectada también la escuela de Sama
Desde 2010 Carlos Soria promueve una iniciativa para ayudar a una escuela de Sama, un pequeño pueblo de 500 habitantes localizado en el Valle del Manaslu, a 3.500 m. de altitud y que también se ha visto afectado por el terremoto con daños en el propio colegio y con muchos templos y casas del valle completamente destruidos. Además las comunicaciones y puentes  en la zona han quedado absolutamente derruidas. La escuela del pueblo de Sama cuenta con más de 100 alumnos, muchos de ellos internos.