“El campamento es bastante más incómodo, en un glaciar y sin área plana”

El alpinista abulense Carlos Soria ya se encuentra en el campo base del Dhaulagiri. “Nos ha costado cuatro días llegar, pero por fin estamos aquí. Comparado con el del Annapurna, este campamento base es bastante más incómodo porque está sobre un glaciar y prácticamente no tiene un área plana. Así que ha habido que picar el hielo para poder construir unas plataformas para las tiendas de campaña”, escribe en su diario.

La incomodidad no sorprende a Soria, que ha estado en el lugar en diferentes ocasiones. “Simplemente toca acostumbrarse y ya está”, dice. La Expedición BBVA no se encuentra sola porque allí están instalándose varios alpinistas norteamericanos. “Próximamente tendremos una reunión con ellos para hablar sobre la estrategia que seguiremos para equipar la montaña”, informa el veterano montañero.
Como consecuencia del mal tiempo que provocó que el helicóptero sólo hiciera cinco vuelos, los miembros de la expedición comandada por Carlos Soria no pueden disponer de la totalidad de sus pertenencias. Aún les faltan unos 450 kilos de material que están en el ‘Swiss Camp’, a unas tres horas de camino andando. Lo trasladarán con la ayuda de algunos porteadores.