@deportesavila / Marta Pérez Gómez es la única árbitro abulense que opta este fin de semana para ascender de categoría en las pruebas que desarrolla la Federación de Castilla y León de Fútbol. La también jugadora de fútbol sala en el Ávila Sala y durante muchos integrante del equipo de fútbol de la Casa Social Católica, aspira a poder arbitrar en la Primera Iberdrola, la liga femenina de máxima categoría en el fútbol español.

Junto a Marta, también optan a la Liga Iberdrola las colegiadas Raquel Suárez (Bierzo), Esther Martín (Valladolid) y Estefanía Benito (Burgos). Para ello se someten a pruebas físicas y técnicas en los campos de La Vega, en Arroyo de la Encomienda (Valladolid).

Los controles son evaluados por el preparador físico del Comité Técnico Nacional, Javier Sánchez, que también supervisa a los árbitros denominados ‘talentos’ del Grupo VIII de Tercera División, aspirantes a Segunda; y los colegiados asistentes de Segunda B.

Foto: FCYL