@deportesavila / Después de haber iniciado los entrenamientos la semana pasada, el Bosco de Arévalo ha anunciado las dos primeras renovaciones en la plantilla que afrontará el retorno a la categoría regional de aficionados. Se trata del capitán Marra y el exterior Christian.

El defensa central Rubén Jiménez ‘Marra’ continuará aportando veteranía, experiencia y galones al primer equipo. La temporada pasada jugó 19 partidos, todos ellos de titular, acumulando 1.666 minutos en los que pese a su posición logró marcar media docena de goles.

A su vez, el lateral y extremo Christian Gil destaca por su polivalencia, explosividad y velocidad dentro del campo. La última campaña tuvo oportunidad de saltar al terreno de juego en 1.630 minutos repartidos en 20 encuentros, de los que en 17 fue titular, anotando cinco goles.

Por otra parte, el Bosco de Arévalo firmará el próximo lunes un convenio de colaboración con la Universidad Católica de Ávila (UCAV) que facilitará el acceso a los estudios de la misma a los jugadores del club salesiano.