@deportesavila / El próximo domingo 16 de mayo Marcos Jiménez López correrá una maratón dando vueltas al pueblo abulense de Navandrinal hasta completar los 42,195 km. Una carrera para homenajear a su madre y a todas las mujeres que padecen cáncer de mama.

Marcos Jiménez López (Madrid, 1980) es un corredor nato. Sus padres son de Navandrinal y en 2019 a su madre le detectaron un cáncer de mama. Para apoyarla en un momento tan difícil Marcos decidió seguir corriendo y no precisamente para huir. Una forma de proporcionar apoyo psicológico y moral a sus padres, fue planificar esta maratón en el pueblo de sus progenitores, a 38 kilómetros de la capital y que actualmente cuenta con 113 habitantes.

A las 9 horas, Marcos comenzará a correr en frente de la iglesia de Navandrinal. Dará unas 75-80 vueltas al pueblo pasando por las Solanillas y por la plaza para completar la distancia de 42,195 km que define al maratón.

Una carrera a 1.325 metros de altitud, todo un reto deportivo

Marcos ha participado en cinco maratones. Dos veces en Madrid, San Sebastián, Málaga y Valencia. Su mejor tiempo es de 3:04:23. Todas esas carreras se han producido en un terreno llano y con poca altitud sobre el nivel del mar. En Navandrinal va a ser una carrera complicada por la deuda de oxígeno que se produce a los 1 325 metros y por el desnivel del terreno, ya que tendrá que subir una cuesta al ser un pueblo de montaña.

Durante el recorrido Marcos llevará una camiseta rosa sin dorsal, pero sí con la palabra más importante en el pecho que no podía ser otra que “Mamá” y por detrás un lazo rosa.

Su objetivo, además de ser un homenaje a su madre, es concienciar sobre el cáncer de pecho, la importancia de la autoexploración y los controles ginecológicos para atajar cuanto antes esta enfermedad que tiene cura. Marcos quiere lanzar un mensaje de esperanza.