@deportesavila / El centrocampista cordobés Manuel Sánchez ha sido presentado esta tarde por el Real Ávila que le ha recibido con los brazos abiertos por haber elegido la opción de compaginar su actividad como alumno de la Escuela Nacional de Policía con poder seguir mostrando sus innegables cualidades futbolísticas en el equipo abulense, inmediatamente después de lograr el ascenso a Primera División con el Elche.

Llamado a ser el principal referente de la plantilla, Manuel Sánchez llega al Real Ávila con 32 años a disfrutar” y aportar su “granito de arena a la ciudad y al club con todas mis cualidades futbolísticas”, ayudándole en su trayectoria en Tercera División. Conoce de antes a algún futbolista encarnado, dado que en el Guijuelo compartió vestuario con Manu Moreira. Le han informado que el club abulense es “humilde” aunque “bastante profesionalizado”.

Cree el cordobés que el Real Ávila no está en la categoría que se merece. Con cuatro ascensos en su trayectoria deportiva, es consciente que intentar subir es difícil, entendiendo que hay que “ilusionar a la gente y que crean en nosotros”. Desconoce cómo resultará el nuevo sistema de competición con subgrupos y una diferente forma de disputar el play off. Habrá que ir “partido a partido y al final de temporada es cuando podrá hacerse una valoración.

Está convencido el nuevo jugador que su adaptación al equipo “va a ser rápida y sencilla” y más “cuando vienes a una capital de provincia, con un club ordenado y con medios que a más de un equipo de Segunda B les gustaría tener”. Espera que en los partidos pueda haber público porque “el fútbol es de los aficionados”. Les invita a acudir al Adolfo Suárez y con sus ánimos “hace que rindas mejor”.

Siempre he jugado con la misma ilusión, independientemente de la categoría en la que esté”, reconoce Manuel Sánchez. “No vengo a arrastrarme por los campos sino dentro de mis posibilidades a hacerlo lo mejor posible”, afirma, quien jugará en el puesto que el entrenador le asigne, después de haberlo hecho toda su carrera como mediocentro defensivo y en ocasiones de central izquierdo. “No tengo ningún problema en asumir el rol que me toque en cada partido. Todo sea por sumar”.

Un día especial para el Real Ávila

Es un día muy bonito, especial para nosotros”, ha señalado el director general del Real Ávila, Carlos González, en la presentación del último fichaje, añadiendo que “no todos los días se presenta un jugador que proviene de la élite. Hace un mes estaba jugando en Segunda División. Por suerte y por la academia de policía podemos contar con él. Es un lujo y un privilegio contar con Manu”, después de “varios meses de conversaciones desde que surgió la posibilidad de que viniese a Ávila si aprobaba la oposición para policía”.

Podía haber continuado siendo futbolista de Primera División, pero ha preferido cumplir su sueño de ser policía”, ha destacado González, queriendo transmitir el ejemplo de Manuel Sánchez a los más pequeños porque “la carrera de un futbolista acaba pronto y una vez que se acaba el fútbol hay que tener una profesión”.

El sacrificio de dejar la élite del fútbol por ser policía lo ha calificado Manuel Sánchez como “muy grande”, pero “la recompensa es una satisfacción personal que aún estoy asumiendo. Ha sido difícil pero será bonito trabajar como policía”. Aconseja que a quién le guste esta profesión, que no lo dude y haga el esfuerzo de prepararse para entrar en ella.