Todos los aficionados al mundo del fútbol tienen puestas sus miras en 2021, donde se disputará la fase final de la Eurocopa, en un principio prevista para este 2020. Pese a que se retrase un año, por la pandemia por coronavirus que ha asolado al planeta, no perderá ni un ápice de emoción y repercusión.

Desde lugares recónditos del globo terráqueo, millones de personas pondrán atención a lo que ocurra en el viejo continente, deseando contemplar un bonito espectáculo entre algunas de las selecciones más poderosas del mundo.

De la partida será la España de Luis Enrique, intentando volver por los fueros de la victoria. La sombra de conquistar dos Eurocopas y un Mundial de manera consecutiva, es muy alargada aún. Después de unos años de impás, ‘La Roja’ ansía llegar lejos en esta edición de la Euro, que se presenta muy abierta.

En esta ocasión, España no partirá como favorita en los pronósticos para el Euro 2021, la cual contempla a Francia como equipo predilecto a enlazar este nuevo título al pasado Mundial cosechado.

El combinado de Didier Deschamps llegará a la cita para quitarse la espina de la última Eurocopa perdida en el último suspiro, ante la Portugal de Cristiano Ronaldo. Después de conquistar una nueva estrella para su camiseta, es hora de que esta generación de futbolistas cierre el círculo, y con esa ilusión arribarán en el torneo.

España no solo deberá hacer frente a sus todopoderosos vecinos, con una selección que aunará experiencia y savia nueva, sino que también otros muchos combinados nacionales. Entre ellos, Italia, Holanda, Portugal, Bélgica o Alemania, los cuales llegarán con plantillas de primer orden, y pueden hacer algo grande, fácilmente en el torneo si tienen esa pizca de suerte que hace falta en las grandes citas.

Especial es el caso de los de Roberto Martínez con Eden Hazard a la cabeza. Bélgica puede estar ante una de las últimas oportunidades de que su generación de oro, por fin se consolide a nivel mundial con un título de primer orden. Esta cita, puede ser clave, para saber si los Carrasco, Courtois y compañía consiguen conquistar el primer trofeo para celebrarlo con sus compatriotas.

Ante todos estos condicionante deberá luchar España para volver a saborear las mieles del triunfo. La empresa no será nada fácil para los de Luis Enrique, ya que las selecciones que tendrán enfrente serán de primer orden mundial. El asturiano deberá tener sumo cuidado en conformar un grupo de garantías, con roles claros y teniendo claro a quien ofrece los galones del combinado nacional.

Sergio Ramos puede ser el elegido para ser la traslación del ex del FC Barcelona y AS Roma, sobre el terreno de juego. El camero, estará ante una de las últimas citas con su selección y querrá hacer historia con los colores de su combinado nacional una vez más.