Ángel G. Alameda / En su estreno en la Spanish Flag Bowl Youth el pasado año consiguió con el equipo sub-13 la tercera plaza de la clasificación. En este 2022 ha subido un peldaño en el podio con el conjunto sub-15, que ha logrado el subcampeonato de España, demostrando que hay que contar con el Grizzlies Ávila dentro del fútbol americano sin contacto de nuestro país. El trabajo que comenzó hace cinco años José Antonio Rilo está dando sus frutos.

Viajaban los jugadores abulenses con mucha ilusión al Campeonato de España de Flag Football que se disputaba el último fin de semana en el Polideportivo Dehesa de Navalcarbón, de la localidad madrileña de Las Rozas. Hasta en tres categorías participaba Grizzlies Ávila, en una competición en la que se daban cita 18 equipos.

Los sub-15 quedaban encuadrados en el grupo B junto a Royal Oaks Knights de Alcobendas y Zaragoza Hurricanes. El A lo formaban el organizador Black Demons, Cantabria Bisons e IBI Industriales. Comenzaban los de Ávila ganando a los Hurricanes por 40-25, perdiendo en el segundo partido con los Knights -futuros campeones- por 63-25. Una derrota amplia que no les desanimó porque en el cruce con el segundo clasificado del otro grupo, Bisons, daban cuenta de los cántabros por 22-38.

Con dos victorias y una derrota, el cuadro sub-15 de Grizzlies Ávila medía sus fuerzas en el cruce en semifinales con el local Black Demons que había terminado primero del grupo A. Pese a contar los madrileños con la ventaja de jugar en casa y disponer del apoyo de su afición, los abulenses les superaban por un gol de diferencia, 40-41, accediendo así a la final en la que optaban a poder proclamarse campeones de España.

El partido decisivo por el título les medía a los poderosos Knights, el primero de su grupo, que había eliminado a Bisons por 48-8 y les había vencido en su confrontación anterior con holgura. No pudieron devolverles la derrota, perdiendo por 12-48, resultado que no desmerece la excelente actuación de los ‘osos naranjas’.

Por lo que se refiere a la categoría sub-13, Grizzlies Ávila no pudo revalidar la tercera plaza de la edición anterior, finalizando quinto en la clasificación. Empezaba en el grupo con una contundente victoria por 0-43 sobre Zaragoza Hurricanes, cediendo en el segundo encuentro con el anfitrión Black Demons por un ajustado 6-8. Volvía a caer pero de manera más amplia con los Osos de Rivas por 26-0, acabando terceros del grupo A.  En la disputa por el quinto y sexto puesto tampoco lograban el triunfo, que se lo llevaba Villanueva Black Storks por 13-6, mientras que el título se lo adjudicaba Camioneros Coslada.

Finalmente, los sub-17, que se estrenaban en la Spanish Bowl este año, terminaron cuartos. Comenzaron compitiendo en un grupo único de cuatro equipos. En su primer partido perdían por 7-67 ante Camioneros Coslada que después se proclamaría campeón. Igualmente eran derrotados por el murciano Molina Vippers en su segundo encuentro por 24-33, así como en el tercero ante Black Demons por 51-18. La lucha por la tercera y cuarta plaza final se decantó a favor de Vippers por 38-18.