@deportesavila / Uno de los ojos centrales del puente del ferrocarril que va a Salamanca sobre el río Adaja fue el escenario el viernes 18 y el sábado 19 de junio, de un espectacular evento deportivo inédito en Ávila y que no se disputaba en España desde el año 2014, el Red Bull Creepers, actividad de psicobloc hecha a 13 metros de altura y con caída sobre el agua, que contó con 16 de los mejores escaladores internacionales de diferentes nacionalidades.

Haciendo valer su condición de favoritos, los hermanos eslovenos Jernej Kruder y Julija Kruder se impusieron en las respectivas finales, con el español Mikel Linacisoro y la alemana Afra Hoening segundos y el suizo Nils Favre y la española Ana Belén Argudo terceros.

En el cuadro final del primer evento internacional de escalada de esta temporada en nuestro país, participaban ocho deportistas por categoría (masculina y femenina), siete por invitación más uno de la clasificatoria Pre Creepers. El recorrido que tuvieron que afrontar era ‘espejo’ con las mismas presas por ambos lados del arco del puente, con grado de dificultad 8a para los chicos y 7a+/b para las chicas.

El sistema de competición fue con rondas de cuartos, semifinales y final. En cada ronda los duelos eran por parejas a eliminación, ganando el que llegaba antes a tocar la campana al alcanzar la presa más alta. Mientras que el vencedor bajaba mediante autobelay (dispositivo anticaída), al perdedor le tocaba tirarse al agua.

En la tarde del viernes se decidieron los dos competidores, uno masculino y uno femenino, que participarían en la final del día siguiente con el resto de escaladores. La madrileña Miriam Díez, de tan solo 17 años, y el canario Jerome González fueron los vencedores que consiguieron la plaza para la final.

Mucha expectación y todas las entradas vendidas para el espectáculo deportivo que ofrecieron los escaladores en la competición definitiva, ascendiendo por el granito como si fueran gatos. Emocionante duelo por la victoria entre Jernej Kruder y Mikel Linacisoro. Nils Favre les acompañaba en el podio masculino como tercer clasificado, por delante del finlandés Anthony Gullsten, cuarto en discordia. Tampoco se quedaron atrás en mostrar sus celéricas ascensiones las chicas. Julija Kruder y Afra Hoening lucharon por el triunfo, cayendo del lado de la primera. En su estreno en la modalidad de psicobloc obtenía una magnífica tercera plaza Ana Belén Argudo.

El psicobloc es una forma de escalada sin cuerda en la que se combina la velocidad, fuerza y agilidad. Generalmente se hace en los acantilados marítimos. A falta de mar, el embalse de Fuentes Claras fue un buen sustituto.