@deportesavila / El capitán del Real Ávila, Andrés Llorián, es la primera renovación del equipo encarnado para la próxima temporada 2020/2021. Lo ha hecho por tres temporadas, por lo que llegará hasta el año en que se cumple el centenario del club, creado el 8 de agosto de 1903.

Con el contrato acordado, el defensa asturiano, de 29 años, llegará hasta las once campañas en la entidad abulense, a donde llegó en el año 2012, procedente del filial del Atlético de Madrid, que militaba en la Segunda División B. Desde entonces ha jugado con el Real Ávila ocho temporadas en Tercera División y una en categoría regional, la 2015/2016, logrando entonces el retorno a categoría nacional, tras proclamarse campeón del Grupo A de la Primera División Regional de Aficionados.

Llorián ya es un futbolista que forma parte de la historia del club, siendo pieza destacada cada temporada como lateral izquierdo y en los últimos años como central. Ha llegado a disputar 189 encuentros de liga con la elástica encarnada -186 como titular-, anotando ocho goles.

El capitán del Real Ávila se ha dirigido a la afición mostrando su felicidad y orgullo por la renovación por un club «que en un momento difícil me devolvió las ganas y la ilusión por este deporte que tanto amamos«, agradeciéndola el cariño recibido «haciéndome sentir un encarnado y un abulense más«. Le pide apoyar al equipo «en estos momentos difíciles que se nos vienen encima«, estando «seguro que vendrán buenos tiempos para todos y de los cuales disfrutaremos unidos y juntos«.

También agradece a los directivos de la casi centenaria entidad encarnada que le hayan renovado y por todo lo que hacen «reinventándose año tras año con los medios y posibilidades que todos conocemos«. No olvida el apoyo de su familia y de Jesús Sánchez ‘Pichu’ que le ha hecho más fácil su estancia en Ávila.