@deportesavila / No le acaban de salir bien las cosas esta temporada a Víctor Rodríguez Núñez en el Mundial de Supersport 300. Celebrando su 21 cumpleaños llegaba el último fin de semana al circuito francés de Magny-Cours para afrontar la quinta prueba de este año, no pudiendo acabar la primera carrera debido a una caída y terminando en una lejana vigésimo sexta posición en la segunda.

La Kawasaki Ninja 400 del piloto de Piedralaves, que corre con la escudería checa Accolade Smrz Racing, solo podía quedar en el lugar 26 en la carrera del domingo de entre las 33 que la finalizaban, dentro de una parrilla que había albergado 42 maquinas. Lejos estaba del triunfador, el madrileño Adrián Huertas (MTM Kawasaki), quien se imponía por una mínima diferencia al británico Tom Booth-Amos (Fusport) y ampliaba su ventaja al frente de la clasificación general del campeonato sumando 179 puntos, mientras que el abulense cuenta con 13, situado en el puesto 24.

Peor le había ido a Rodríguez Núñez en la primera carrera, celebrada el sábado, donde una caída le dejó fuera de combate cuando restaban siete vueltas para el final y estaba peleando por meterse entre los diez primeros, después de no haberse encontrado cómodo en los entrenamientos. El ganador era también Adrián Huertas, el líder de la competición en otro reñido duelo con Booth-Amos