A. Goal / Dos clásicos de la Liga Nacional Juvenil se tenían que ver las caras este sábado para abrir el 2021 en un choque que podía aumentar la ventaja de tres puntos del cuadro local, Diocesanos, sexto en la clasificación, con el visitante, Numancia B, séptimo y último y que aspiraba igualarse en la tabla.

El partido ha sido aplazado como consecuencia de las nevadas. Suponía la conclusión de la primera vuelta del Subgrupo A del Grupo 3, con los abulenses habiendo conseguido dos victorias, un empate y cuatro derrotas, y los sorianos un triunfo, un empate y cinco derrotas.

Después de las vacaciones navideñas, los jugadores que entrena Iván Lastras regresaban más ilusionados y con ganas de recuperarse de los malos resultados cosechados en las cinco últimas jornadas donde solo habían sacado un punto de quince posibles. Romper la racha negativa de los dos meses anteriores era el objetivo de los colegiales para dar una buena nueva a su afición.

La clave para ganar el duelo estaba en disponer de la concentración necesaria y cometer los menos errores posibles. Y sobretodo mejorar la eficacia ante la portería contraria, dado que los amarillos llevan únicamente cuatro tantos a favor en siete partidos, siendo el equipo menos goleador de todos. Al segundo equipo juvenil del Numancia habría que jugarle de manera ofensiva aprovechando su debilidad en defensa, al haber encajado 18 goles, lo que le hace ser el que más ha recogido el balón del fondo de las redes.

Conseguir la victoria para no quedarse descolgado en la clasificación constituiría una importante inyección anímica para los colegiales, que estaban obligados a dar el cien por cien sobre el campo.