@deportesavila / Por fin ya se conoce la decisión tomada sobre la conclusión de la inacabada temporada en liga EBA de baloncesto como consecuencia de la paralización motiva por el COVID-19. La Comisión Delegada de la Federación Española de Baloncesto (FEB) ha decidido dar por terminada la temporada regular 2019/20.

En la competición donde participa el primer equipo del Óbila Club de Basket no habrá descensos a Primera Nacional Masculina, produciéndose seis ascensos a LEB Plata, “intentando respetar las bases de competición”. Ascenderán directamente los primeros clasificados de las cinco conferencias (A, B, C, D y E) a fecha de 8 de marzo, más “un sexto ascenso en virtud de un ranking entre los siguientes mejores clasificados de las cinco conferencias en esa misma fecha, valorándose como criterio el número de años de participación en competiciones FEB durante las últimas cinco temporadas. En caso de empate, se valorará de forma diferente el número de participaciones en competiciones superiores durante las últimas temporadas”.

Hay que señalar que las conferencias A, C, D y E están divididas en dos subgrupos cada una, sin que la FEB en su comunicado haya establecido los criterios para determinar quién es el campeón de cada conferencia, aspecto que deberá aclarar ante las dudas surgidas.

Según las bases de competición en la Conferencia A los primeros equipos clasificados de cada grupo deberían disputar una fase final de ascenso a un único partido en el campo del equipo con mejor coeficiente general de victorias en la clasificación final de la liga regular de cada uno de los dos subgrupos. Subiría a LEB Plata el ganador del encuentro.

Como quiera que no parece que se jugará dicha fase final de ascenso, podría aplicarse el criterio del equipo con mejor coeficiente de victorias que en este caso sería el Aquimisa Carbajosa, del subgrupo A-B que ha ganado en los 20 partidos disputados, mientras que el primero del subgrupo A-A es el Mondragón Unibertsitatea, que acredita 17 triunfos y 5 derrotas.

Donde no debe haber problemas para fijar quién es el que asciende de la Conferencia B, formada por un solo grupo. Será el primero, NCS Alcobendas, donde milita el ex verderón Miguel Young.

En la Conferencia C el mejor por coeficiente es el primero del subgrupo A, el Vic-Universitat de Vic con 19 victorias y 2 derrotas, por las 18 y 3, respectivamente, del Ibersol CB Tarragona del subgrupo B.

Por lo que respecta a la Conferencia D, después de la liga regular ya se estaba disputando la primera fase (sistema olímpico) entre los cinco primeros clasificados de cada subgrupo, para optar a la fase de ascenso. En dicha primera fase va primero el C.A.M. Enrique Soler con 11 triunfos y ninguna derrota.

Igual ocurre en la Conferencia E. Finalizada la fase regular se encuentra primero en la fase de clasificación para el ascenso el Valencia BC, con 6 victorias y 1 derrota.

Mayores incógnitas existen para determinar el sexto equipo que subirá a LEB Plata, elegido entre los siguientes mejores clasificados de cada conferencia, teniendo en cuenta su participación en categorías FEB durante las cinco últimas temporadas. En el ranking que se establezca podría verse favorecido el Óbila, tras haber militado durante las cuatro anteriores en LEB Plata, porque en caso de empate se valora la presencia en categorías superiores. Todo está supeditado a una decisión federativa que ahora plantea dudas.