@deportesavila / Después de mantener la Junta Directiva de la Federación de Castilla y León de Fútbol (FCYLF) una reunión telemática durante la jornada del domingo, se ha acordado proponer a la Comisión Delegada de la Asamblea General de la FCYLF, que tendrá lugar el próximo jueves 14 de mayo, dar por terminadas todas las competiciones de fútbol, tanto regional como provincial, manteniendo las clasificaciones existentes en el momento que se produjo el parón por el Covid-19, a efectos de ascensos a la categoría superior, conforme a las bases establecidas en la temporada 2019-20, pero sin que haya descensos.

Para el fútbol abulense supone la confirmación de los ascensos a Tercera División del Diocesanos UCAV y Cebrereña, primer y segundo clasificados en el Grupo A de la Primera División Regional de Aficionados, mientras que el colista de la misma, Atlético Candeleda, se mantendrá al no descender ningún equipo. A su vez, el líder de la Primera División Provincial de Aficionados, Bosco de Arévalo, dispone del derecho a subir a categoría regional.

Por lo que respecta a otras categorías, el farolillo rojo del Grupo A de la Primera División Regional Juvenil, Real Ávila conserva su plaza, adquiriendo el derecho al ascenso el primero de la liga provincial, Bosco de Arévalo, que jugaría  la próxima temporada con el equipo encarnado más la Zona Norte y Diocesanos UCAV B.

Al no llevarse a cabo las fases de ascenso, el Diocesanos UCAV subiría a la regional cadete, mientras que en regional infantil -donde milita el Diocesanos UCAV- ascendería el Linko. En ambas categorías se prevé la creación de una Segunda División Regional formada por los nueve equipos campeones provinciales y los cinco segundos clasificados de las provincias que tengan el mayor número de equipos en las citadas categorías, que son Burgos, León, Palencia, Salamanca y Valladolid.

No habrá campeonatos regionales en alevín y benjamín, por lo que no podrán participar los primeros clasificados de Ávila, Diocesanos UCAV y Bosco de Arévalo.

Como excepción, se establece que las primeras divisiones provinciales desde juvenil hacia abajo podrán sobrepasar el límite establecido de 14 equipos.

Tampoco habrá descensos en las categorías arbitrales de fútbol y fútbol sala, respetándose el número de ascensos en cada categoría.