Carlos Soria en el Dhaulagiri. Foto: @RetoCarlosSoria

@deportesavila / Tras haber llegado al campo 3 del Dhaulagiri, el alpinista abulense Carlos Soria, junto a Sito Carcavilla y el equipo de sherpas, ha regresado al campo base después de “ver los pronósticos del tiempo”, por lo que el intento de hollar la cima de la montaña nepalí tendrá que esperar unos días cuando exista “una oportunidad más favorable”, aguardando la expedición “con paciencia el mejor momento para alcanzar la cumbre”.

Los cinco días en los campos de altura, alcanzando los 7.500 metros, ha permitido “una aclimatación inmejorable”. Habían ascendido porque “la previsión del tiempo era buena, nuestro estado de forma también y nuestros sherpas estaban muy motivados, así que aunque llevábamos sólo cuatro días en el campo base, decidimos subir tan alto como se pudiera”, comenta el veterano montañero de 83 años en las redes sociales.

Pero “ni nosotros ni ellos estábamos en condiciones de mucho más. Al día siguiente bajamos al C1  y hoy ya al base, cansados pero muy contentos de este intento y de nuestros sherpas, que nos ayudaron en todo lo posible”, añade Soria, que ahora descansará unos días en el campo base esperando “que el tiempo y la montaña nos den otra oportunidad”.